Regencia ambiental

Regencia ambiental

¿Qué es Huella Ecológica y cómo podemos reducirla?
Ahorro de Agua en edificaciones
Una política que fomente la construcción sostenible

La regencia ambiental tiene indicios de provocar un monopolio en los servicios que proporcione un grupo reducido de profesionales, aumento de costos en la gestión ambiental de los proyectos, así como el continuo uso de métodos antiguos.

Licda. Teresa Herrera

Miembro del Comité Sostenible de CGC

La historia cuenta que la escritura empezó en piedra, al pasar el tiempo, esta situación pareciera ser la misma. Guatemala es de los países que cuenta con una Ley de Protección y Mejoramiento del Medio Ambiente, la cual  establece que “El Estado velará porque la planificación del desarrollo nacional sea compatible con la necesidad de proteger, conservar y mejorar el medio ambiente”, a través de la Comisión Nacional del Medio Ambiente, actualmente el Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales.

Como parte del cumplimiento establecido por la ley, actualmente está vigente el Reglamento de Evaluación, Control y Seguimiento Ambiental, Acuerdo Gubernativo 137-2016 y sus reformas; el cual “…contiene los lineamientos, estructura y procedimientos necesarios para apoyar el desarrollo sostenible del país en el tema ambiental…”, considerando lo anterior existe un marco regulatorio que establece a nivel general aspectos importantes para la aplicación de una gestión ambiental.

Es importante mencionar que dicho reglamento tiene temas sumamente preocupantes, como el procedimiento de participación social que se enfrenta directamente con el Convenio 169 de la OIT, así como la figura de regente ambiental, que si bien es cierto no se desarrollan sus funciones y atribuciones, la creación del mismo está por regularizarse en un reglamento por separado.

Como partícipes activos en el tema ambiental, nos debemos a la tarea de evaluar los riesgos potenciales, especialmente porque en la práctica el medio ambiente reclama procesos simples y funcionales que permitan cumplir lo que la ley manda, a través de sus funcionarios, la protección y el desarrollo sostenible. Por lo anterior expuesto, la regencia ambiental tiene indicios de provocar un monopolio en los servicios que proporcione un grupo reducido de profesionales, aumento de costos en la gestión ambiental de los proyectos, así como el continuo uso de métodos antiguos, como llevar un registro en papel, que hoy por hoy no contribuye a la funcionalidad del seguimiento y vigilancia ambiental.

Al final del camino, la pregunta que debemos hacernos es: ¿El regente ambiental contribuye al medio ambiente en algo positivo?, ¿El sistema actual para la obtención de una licencia ambiental mejorará con la existencia de esta figura? O mejor aún, los proyectos serán más o menos sostenibles cuando tengan un regente ambiental.

Como Comité Sostenible, es nuestro deber evaluar los posibles riesgos a los que nos enfrentaremos no sólo en un futuro, sino desde el momento en que estamos en total compromiso de cumplir legalmente con lo que se nos establece. Este tema es uno de ellos, y lo más importe no es impedir el desarrollo, al contrario es contribuir con herramientas que mejoren y engrandezcan los  proyectos que dan vida a nuestro país.

La propuesta es la implementación de un sistema de gestión ambiental que permita administrar los compromisos ambientales, pero que sobretodo que el trabajo de campo sea el motor principal de la gestión ambiental. Actualmente, Cementos Progreso cuenta con una herramienta que desarrolla el sistema de gestión ambiental en todos sus proyectos, la cual les ha permitido auditar internamente y tener más presencia en campo.

SEGA que por sus siglas significa Sistema Estratégico de Gestión Ambiental, es una plataforma virtual con capacidad de almacenar información, genera alertas para el cumplimiento de evidencias, generación de información a través de gráficas y análisis de variables ambientales para una mejora continua.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0