Dispute Boards, el nuevo seguro contra controversias

Dispute Boards, el nuevo seguro contra controversias

La titularización de activos inmobiliarios
Reglas de convivencia en copropiedad, el reto de vivir en comunidad
Importancia de los programas de compliance en los negocios

Dispute Boards es una figura que evita que una gran cantidad de desacuerdos evolucionen en controversias y por lo tanto en reclamaciones que posteriormente se traduzcan en arbitraje y juicios costosos para las partes.

 

Lic. Cristián Novales

Representante de DRBF en Guatemala

cnovales@novales.com.gt

 

En la actualidad, es difícil pensar que alguien pueda negar la utilidad de tener un seguro contra terceros si maneja carro, si bien la prima representa un costo en la mayoría de las veces, es mejor hacer esa erogación que tener que pagar los daños generados por un accidente. Y, en el escenario que ocurriera un siniestro, es mejor lidiar con la controversia originada por el accidente teniendo un seguro y por lo tanto dejar al ajustador (experto) que resuelva en el lugar del accidente que buscar hacerlo uno directamente.

También es difícil pensar que no vayamos a coincidir que, en toda obra siempre surgen conflictos y controversias que generan una diversidad de efectos o consecuencias para las partes y el proyecto mismo. Es por ello que, a menudo se escucha que en la construcción, las reclamaciones son la regla.

Sin duda  estamos de acuerdo que las controversias incrementan los costos de los proyectos y peor aún, las probabilidades que no se culminen. Adicionalmente, entre más tiempo tome resolver las reclamaciones, más costosa se vuelve la obra. Consecuentemente, “Mujer u hombre prevenido, vale por dos…” el mecanismo de Dispute Boards es el seguro  para evitar las disputas y el mecanismo más eficiente para resolverlas sin necesidad de recurrir a un arbitraje o al sistema judicial ordinario.

Breve reseña histórica

La utilización de la figura de Dispute Boards,  inicia en el año setenta y cinco en Estados Unidos en el proyecto de Eisenhower Tunnel, posteriormente, en Centroamérica en el año ochenta y uno en Honduras se utilizó la figuraen el Proyecto El Cajón. Luego en El Salvador básicamente treinta años después, se utiliza en el Proyecto Fomilenio. En mayo de 2014, el Centro de Análisis y Resolución de Conflictos de la Pontificia Universidad Católica de Perú elaboró un Reglamento de Dispute Boards. El Centro de Arbitraje  y Mediación de Santiago de Chile suscribió en septiembre de 2014, un Convenio de Cooperación con la Cámara Chilena de la Construcción, con el propósito de avanzar en la implementación de los Dispute Boards.

Tipos

Los Dispute Boards se clasifican en: a) Dispute Review Boards (DRBs) que se dedica a emitir recomendaciones que no son obligatorias a las partes; b) Dispute Adjudication Boards (DABs) que emite resoluciones obligatorias, pudiendo las partes objetar dicha resolución a través de un arbitraje; c) Combined Dispute Boards (CDBs), que combina las dos figuras antes descritas puesto que puede emitir resoluciones obligatorias o bien, a elección de las partes, tienen la posibilidad de dar una recomendación.

Integración

Los Disputes Boards se integran con uno o con tres miembros, aunque en proyectos de gran escala pueden inclusive, nombrarse hasta cinco integrantes y esto es porque una de las características o requerimientos más importantes es la disponibilidad para resolver las controversias que puedan surgir durante el proyecto. Así también, en la práctica se ha dado que en proyectos de un millón  de dólares ha participado solo un miembro. En Perú, por ejemplo, por norma el presidente que va a dirigir el Dispute Board tiene que ser un ingeniero, asimismo también podrá estar integrado por arquitectos, abogados y/o técnicos especialistas en la materia.

Imparcialidad

Una de las características esenciales que debe tener este órgano es la imparcialidad, definitivamente ese es el deber primario, que coincide con los incentivos de todas las partes.  Es decir que las partes buscan que los miembros sean imparciales y el panelista al ser imparcial también le ayuda a su record para un futuro panel en el que sea nombrado.

Confidencialidad

La confidencialidad debe ser obligatoria para los integrantes de Dispute Board debido a que no pueden trasladar información a ninguna de las partes ni a personas externas del proyecto antes de la emisión de la resolución.  Asimismo, tienen prohibido por ejemplo actuar como un árbitro o asesor de una de las partes durante la construcción o durante algún proceso que se derive de las controversias que se están resolviendo a través de este mecanismo.

Barreras

En Latinoamérica y en nuestro país, se han identificado algunas barreras, razón por la cual no se han desarrollado estos mecanismos de resolución de controversias. Una de esas barreras son las famosas “economías mal entendidas” nadie está pensando que van a surgir controversias aunque todos sabemos que en esta industria la controversia es la regla. Básicamente todo puede desarrollarse bien al principio, pero muchas veces al momento que una disputa surge en nuestros países tendemos a postergar la resolución de las mismas y no las enfrentamos.  Asimismo, la falta de conocimiento del uso práctico sobre Dispute Boards es otra barrera que puede darse por lo que no se ha promovido en nuestros países.

  Finalmente, podemos indicar que Dispute Boards es una figura que evita que una gran cantidad de desacuerdos evolucionen en controversias y por lo tanto en reclamaciones que posteriormente se traduzcan en arbitraje y juicios costosos para las partes.

Estos mecanismos son una gran oportunidad de fuente de conocimiento para las partes, ya que al ver cómo se solucionan las controversias y tener acceso a las recomendaciones que puedan emitir los miembros hace que las partes definitivamente puedan  aprender durante la ejecución del proyecto. Por lo tanto, Dispute Boards se puede convertir en el nuevo seguro contra controversias.

 

 

 

 

 

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0