Una mujer constructora de realidades

Una mujer constructora de realidades

¿QUÉ PUEDE PASAR CON LA ECONOMÍA DEL PAÍS EN 2018?
Soluciones 2G: innovación para la construcción
Desarrollo Inmobiliario en patrimonio cultural protegido

Tatiana Mancilla es una de las pocas ingenieras civiles de Guatemala que ha trascendido con su liderazgo y vocación. De dirigir la construcción de grandes proyectos comerciales en Guatemala y en otros países de la región, ha pasado a fundar su propia compañía.

Por: HERNÁN GUERRA

Tatiana Mancilla no tuvo que quebrarse mucho la cabeza para elegir cuál sería su profesión. Haber crecido a la par de tres hermanos hombres y recibir un trato igual de sus padres en todas las actividades que realizaban en familia, fueron factores claves que incidieron en su carrera profesional, hasta convertirla en una de las pocas ingenieras civiles del país.

Pero además de esa motivación de sus padres, su talento para la matemática era otro factor a su favor para estudiar una carrera que, por tradición, es más común entre los hombres. “Esos son paradigmas”, dice ella, al referirse a la elección de la ingeniería civil. De hecho, cuenta que aprendió a jugar fútbol y béisbol. “Siempre he tenido un carácter fuerte” afirma.

DE ECUADOR A GUATEMALA

Tatiana cursó los primeros tres años de su carrera en Ecuador, donde residía en ese momento. Al regresar a Guatemala podía continuar con una ingeniería química o industrial, pero mantuvo el deseo de ser una constructora y hacer realidad el sueño, que era dirigir un proyecto desde la nada y verlo terminado.

“Me enamoré de hacer algo partiendo de la nada, de transformar lugares y espacios; quería ver un gran proyecto terminado, sin saber cuántos haría después”, dice. Esa fue la razón de seguir en Guatemala con la ingeniería civil. “Quería palpar mi trabajo, que las generaciones venideras vieran lo que uno ha hecho”.

Hoy, no se arrepiente, a pesar de que en la universidad era la única mujer de su clase. “Fue complicado porque había un mensaje de por qué estudiaba esto, otras personas me decían ´quién te dará trabajo siendo mujer´, pero entre más me molestaban, más era mi deseo de seguir la carrera”.

SUS PRIMERAS EXPERIENCIAS

Su primer trabajo fue en la misma Universidad del Valle, cuando aún estudiaba. Fue la encargada de mantenimiento y construcciones del Colegio Americano.

Ya graduada, su primer trabajo como ingeniera civil fue en la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred). Sin embargo, ella sabía que para destacar, tenía que emprender un proyecto grande, de principio a fin.

En seguida fue becada por el British Council para cursar una maestría en “Project Management en la Universidad de Manchester, Inglaterra, donde se graduó como la mejor alumna de su promoción. Allá compartió con unas 15 mujeres, de 70 estudiantes que asistían.

A su regreso, trabajó en la Municipalidad de Guatemala, desarrollando planes urbanísticos de barrios locales, sin perder de vista que su sueño seguía siendo la dirección de un gran proyecto, algo que no lograría ahí.

Luego trabajó para la compañía Calidad Inmobiliaria, dirigiendo las construcciones de un centro de conveniencia, el Edificio Avante y la segunda fase del edificio de Tigo, para el grupo Onix.

Ing. Tatiana Mancilla

SALTO A ESPECTRUM

Tatiana se hizo de buena fama, lo que le permitió llegar a la compañía Spectrum, la más grande desarrolladora de centros comerciales del país. Ahí hizo realidad su sueño, que era comenzar un proyecto de la nada y verlo hecho una realidad. En esta empresa dirigió la construcción del centro comercial Oakland Mall; “ese fue mi primer proyecto que dirigí desde las licencias, los estudios, planos hasta terminarlo”, recuerda.

Luego dirigiría otros como el Naranjo Mall, Portales y Cascadas Mall en Honduras. También asesoró la construcción de un complejo comercial en Colombia.

En 2016 deja Spectrum y funda su propia empresa “By management 101”, desde donde presta sus servicios a grandes compañías nacionales en la dirección de proyectos comerciales, de apartamentos, de usos mixtos, de oficinas, etcétera.

 “MUJERES, NO TENGAN MIEDO”

Tatiana Mancilla está convencida que el hecho de ser mujer no impide ser una profesional de éxito, una buena esposa y madre. Ella ha sabido combinar ese rol y, ahora, con tres hijos, dice que disfruta su profesión y lo que hace. “Qué les digo, pues que no tengan miedo, que sean disciplinadas, que pueden ser innovadoras y triunfar en todo lo que se propongan”.

 

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0