Ahorremos en el país donde queremos vivir

Ahorremos en el país donde queremos vivir

Generación de Vivienda Accesible en zonas urbanas
Situación de la vivienda en Guatemala
Incentivos para la adquisición de vivienda

La vivienda nace en el ahorro de la familia, los grandes planes nacionales de vivienda deben empezar con un plan de ahorro nacional.  Adicionalmente, la vivienda digna y adecuada tiene un impacto directo en el bienestar de las familias e influye positivamente en el desarrollo del país.

Por: ingeniero Leonel Alarcón

 

Al interrogar a cualquier guatemalteco cómo es el país donde quiere vivir o que le  que quiere dejar a la siguiente generación,  la respuesta  generalmente se centra en los mismos temas… Queremos vivir un país más próspero,  más seguro y menos conflictivo.  En lo que difícilmente nos pondremos de acuerdo es en los pasos que debemos dar para llegar a ese objetivo.  Si continuamos sin acuerdo, será muy poco probable consigamos el país que deseamos en un futuro cercano.

Hoy, a través de exponer algunas ideas,  deseamos presentar una opción para llegar a ese país…  Sin afán de dejar de lado los grandes retos que tenemos en las áreas de salud, educación y seguridad, entre otros importantes temas, proponemos unas ideas orientadas a permitir el crecimiento económico de las familias guatemaltecas.  Empezaremos diciendo que, este crecimiento es posible a través de facilitar a toda persona y a toda familia de una opción para ser menos pobres y, por qué no decirlo, ser más ricos: un ideal  que hoy nos puede parecer inalcanzable

Durante los últimos años, las estadísticas oficiales del Banco de Guatemala demuestran que la economía de Guatemala ha crecido por encima del promedio de las economías de América Latina. Somos, con la excepción de Panamá, la economía más grande y creciente de la región centroamericana.  Sin embargo, esta mejoría económica no llega a percibirse  en los hogares de la mayoría de los guatemaltecos.  La última encuesta de condiciones de vida (ENCOVI) , nos dejó con la desagradable noticia  que la proporción de la  población guatemalteca que vive en condiciones de pobreza creció en más de  8 puntos porcentuales.

Este es el momento en que se vuelve difícil de entender lo que sucede… ¿Cómo puede ser posible que en un país con una economía creciente, haya cada día más pobres?  Esto corresponde a un tema de distribución del bienestar económico;  algunos pueden decir que la riqueza se concentra en pocas manos y que esto sólo se puede corregir mediante reformas profundas y estructurales en el sistema económico del país.

No se trata de distribuir ni de destruir la riqueza existente, se trata de generar más riqueza para todos. La generación de riqueza es la única forma de cambiar la realidad de un país, de una sociedad o de una comunidad. La diferencia entre una persona rica y una persona pobre está más asociada a los hábitos de ahorro e inversión que al dinero que sea ingresa cada mes, así pueden haber ricos con ingresos relativamente bajos y pobres que tienen elevados ingresos mensuales.  Benjamín Franklin declaró “El camino hacia la riqueza depende fundamentalmente de dos palabras: trabajo y ahorro”.

Uno de los ejemplos de éxito en el continente, el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (INFONAVIT) en México define su Visión estratégica como: contribuir a la prosperidad de México siendo la institución que acompaña al trabajador(a) a lo largo de su ciclo de vida, ofreciéndole soluciones que permitan incrementar el patrimonio y el bienestar de su familia y su comunidad.

El sueño o anhelo de poseer una vivienda digna está fuertemente arraigado en nuestra población; hasta 96% de la población considera que tener vivienda propia es muy importante (ProDatos, Vivienda Popular una Ilusión Pospuesta, 2016).  La propuesta es fomentar un plan de ahorro y vivienda que satisfaga las expectativas de las clases más populares del país e iniciar con ella un plan de inversión que haga de estas familias, familias más prósperas y con más bienestar.

La vivienda nace en el ahorro de la familia, los grandes planes nacionales de vivienda deben empezar con un plan de ahorro nacional.  Adicionalmente, la vivienda digna y adecuada tiene un impacto directo en el bienestar de las familias, disminuyendo las enfermedades respiratorias e intestinales y promueve una mejoría en la educación al favorecer mejores condiciones para los niños.

Atrevámonos a hacer una Guatemala diferente a través de programas de ahorro y vivienda para las clases populares. ¡Es un buen camino para todos!

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0