Teddy Cruz, arquitecto de la armonía y la convivencia social

Teddy Cruz, arquitecto de la armonía y la convivencia social

Instituto de Vivienda, propuesta del FHA
¿Por qué es importante la aprobación de la Ley de Interés Preferencial?
Proyecto de vivienda exitoso para el nicho de más demanda

Teddy Cruz, es un guatemalteco que emigró a Estados Unidos justo en plena efervescencia de la guerra civil en el país (1982); y se hizo arquitecto. Este año, un proyecto de diseño que enlaza la armonía con la arquitectura, en la frontera estadounidense mexicana, le valió ganar el prestigioso premio otorgado por la Fundación Vilcek de Artes y Humanidades.

REDACCIÓN
REVISTA CONSTRUCCIÓN

 

En febrero de este año, el arquitecto Teddy Cruz, nacido en Guatemala, ganó el premio Vilcek de Artes y Humanidades 2018, un galardón conferido anualmente por la Fundación Vilcek de Estados Unidos.  Cruz es profesor de la Universidad de California, San Diego, y director de diseño de la firma Estudio Teddy Cruz + Fonna Forman.

El galardón reconoció el aporte de Cruz, el cual va más allá de lo que se conoce como trabajo propio de un profesional del diseño.  Ha roto los cánones tradicionales de un arquitecto que se limitan a los espacios físicos como parte de una estructura comercial, de un complejo habitacional, de un edificio o de un campo de golf, por ejemplo.

Teddy, según la Fundación Vilcek, ha conjugado la arquitectura del diseño con ingredientes mucho más amplios en la frontera entre Estados Unidos y México (San Diego y Tijuana). Esta Fundación valoró el aporte de Teddy en el diseño de espacios de convivencia en esta zona fronteriza, y que contribuyen al desarrollo de las poblaciones de ambos lados.

En ese paisaje fronterizo, Cruz, junto con Fonna Forman, ha diseñado una serie de lo que él llama estaciones comunitarias transfronterizas, espacios públicos basados ​​en la educación, “una nueva forma de espacio público que educa”.

Teddy describe este proyecto como “una red de centros ubicados en comunidades marginadas, donde la enseñanza y la investigación pueden llevarse a cabo en colaboración”. Las estaciones están ubicadas en puntos estratégicos a lo largo de la frontera, y Cruz espera que se conviertan en catalizador para la educación y el desarrollo de la comunidad.

“El trabajo de Teddy Cruz y su compañera, Fonna Forman, es tan necesario como oportuno”, dijo Rick Kinsel, presidente de la Fundación Vilcek, durante la entrega del reconocimiento al arquitecto de origen guatemalteco, en febrero del presente año. “Destaca la armonía y la conexión que aún existe, incluso en estos tiempos divisivos”, precisó la Fundación.  El premio incluyó un premio de US$100 mil.

 

EL MIGRANTE QUE SE HIZO ARQUITECO
La Fundación Vilcek destaca cómo Teddy, siendo un migrante guatemalteco que vivió parte de la guerra en el país, ha visto la arquitectura en una dimensión mucho más amplia.

Migró a Estados Unidos en 1982 y desde entonces ha acumulado innumerables historias, y ha dedicado su vida profesional y académica a considerar la experiencia de ciudadanía de las personas que viven a lo largo de la frontera de Estados Unidos y México.

QUERÍA SER MÉDICO

Pero Cruz, en realidad, quería ser médico. Según describió a la Fundación Vilcek, quería estudiar medicina y seguir los pasos de un amigo cercano. Pero ese amigo, conociendo su interés, lo invitó a ver un procedimiento de autopsia, lo que hizo que Cruz se diera cuenta de que quería seguir una carrera diferente. “Fue tan impactante que casi me desmayo”.

Después, visitó a otro amigo de la familia que estaba inscrito en la escuela de arquitectura, y ahí fue cuando las cosas se le aclararon. “Es un poco tonto”, dijo Cruz a la Fundación Vilcek. “Pero tenía su mesa cerca de una ventana, y tomó una taza de café y un boceto, y estaba garabateando, y estaba lloviendo afuera, y yo dije: Esto es exactamente lo que quiero hacer, participar en la configuración de las cosas”.

La Fundación explica que Cruz se ha distinguido al centrarse menos en la configuración de las cosas y más en la configuración de los sistemas políticos y las fuerzas socioeconómicas detrás de esas cosas.

Cortesía: Estudio Teddy Cruz + Fonna Forman

“No quería tener una oficina de arquitectura convencional en la que diseñara hoteles boutique o galerías o casas para el uno por ciento; quería centrarme en la frontera entre Estados Unidos y México, trabajando con comunidades afectadas por las condiciones fronterizas”, describe la Fundación Vilcek.

Después de graduarse con un Bachelor of Architecture de California State Polytechnic University, San Luis Obispo, en 1987, Cruz se convirtió en director fundador de América Latina / Los Ángeles, o LA / LA, una iniciativa en el Instituto de Arquitectura del Sur de California (SCI-Arc) en Los Ángeles, donde investigó el impacto de la inmigración en el paisaje urbano de Los Ángeles. Su mano hábil en el dibujo le valió un prestigioso Premio de Roma en 1991.

Se tomó un descanso de su trabajo en SCI-Arc para cursar estudios de postgrado en teoría arquitectónica en la Harvard Graduate School of Design, de 1996 a 1997, y después de su paso por Harvard comenzó a reconciliar su experiencia migratoria personal con su formación académica en arquitectura diseño y teoría crítica.

Al crecer en Guatemala durante la guerra civil, Cruz entendió la violencia de sus experiencias vividas.  Entonces, en 1982, cuando tenía 20 años, se matriculó en la universidad, él y su familia emigraron a los Estados Unidos, instalándose en el sur de California, donde terminó su educación en arquitectura.

En 2000, después de su paso por Harvard, Cruz reinició su práctica arquitectónica con la intención de investigar más las condiciones fronterizas. Fue entonces cuando comenzó una colaboración a largo plazo y en curso con Casa Familiar, una organización sin fines de lucro dedicada al desarrollo comunitario en San Ysidro, un distrito de San Diego que linda directamente con la frontera entre Estados Unidos y México.

En gran parte, su práctica de diseño se basa en su investigación académica, comenzando con su tiempo en SCI-Arc, luego como profesor asociado de arquitectura en la Universidad de Woodbury. Ahora es profesor de cultura pública y urbanismo en la Universidad de California, San Diego, donde codirige el Centro de Justicia Global de UC San Diego con Forman, profesor de ciencias políticas.

Cortesía de Estudio Teddy Cruz + Fonna Forman

Según el testimonio de Cruz a la Fundación Vilcek, gran parte de su historia, su viaje personal, sus compromisos académicos y su práctica arquitectónica, se centra en la experiencia humana de la ciudadanía.

COMMENTS

WORDPRESS: 1
  • comment-avatar
    Mary 1 año ago

    Excelente teddy

  • DISQUS: 0