Ventajas de la Construcción Sostenible

Ventajas de la Construcción Sostenible

¿Qué es Huella Ecológica y cómo podemos reducirla?
Ahorro de Agua en edificaciones
Regencia ambiental

Construir sostenible es construir con un fin en la mente hacia el progreso, la eficiencia y la normalización.  No hacerlo, es pasarle la factura del daño al medio ambiente a las futuras generaciones de ciudadanos.

Ing. Juan Francisco Sifontes

Presidente Green Building Council en El Salvador

 

El proceso de Certificación LEED  (Leadership in Energy and Environmental Design) está animando a una creciente generación de arquitectos e ingenieros a seguir adelante con ésta nueva forma de diseñar y construir de manera innovadora. Centro América está ya adoptando ésta nueva tendencia de desarrollo del sector construcción bajo la orientación de los capítulos locales de los Consejos de Construcción Sostenible  (Green Building Councils  GBC’s).

Es por medio de los GBC’s locales donde los colegios de arquitectos, gremiales de la construcción, empresas privadas, Universidades y entidades gubernamentales están ya conformando las mesas técnicas y membresías para el funcionamiento de los GBC’s.   Actualmente en Centro América hay  115 edificios certificados LEED y 273 nuevos edificios registrados en proceso de certificación (Ref. datos registrados en el USGBC a Sept 2017).

Construcción sostenible se puede definir en dos dimensiones. Primero,  construcción sostenible es igual a eficiencia.  Es decir, el objetivo primario de la construcción sostenible es hacer que las edificaciones, que son las causantes de más del 30% de emisiones de Gases de Efecto Invernadero en el mundo, sean diseñadas desde concepto de la forma más eficiente energéticamente posible. Segundo, construcción sostenible es igual a incorporar a la naturaleza (medio ambiente) al diseño de una forma estética, funcional, e integrada para hacer de las edificaciones lugares saludables, agradables, y productivos.  Independientemente del irónico debate sobre cambio climático en el mundo político actual,  la evidencia científica sobre el calentamiento global es alarmante y real.   (Ref. ‘Climate Change What Everyone Needs to Know’, by Joseph Romm).   Ante el reto de  comprender y contribuir a mitigar los efectos del cambio climático, la arquitectura verde o mejor conocida como construcción sostenible toma cada día una relevancia mayor en una nueva visión de Ciudades Verdes y Eficientes.

Son múltiples los esfuerzos que se están realizando en las principales ciudades del mundo, incluyendo ciudades en países de condiciones similares a las ciudades en Centro América.   Las eco-ciudades con bajas emisiones de CO2 y sostenibles son las ciudades del futuro.    Ciudades Verdes no es una moda, es una nueva corriente de diseño, desarrollo económico, infraestructura social, convivencia, diseño integrativo y normativas de requisitos mínimos de funcionalidad en espacios privados y públicos.

Por años, los centroamericanos nos hemos caracterizado por buscar ‘atajos’ en lo que hacemos, y desde pequeñas firmas de arquitectos, hasta las grandes empresas constructoras, preferimos obviar la realidad al no querer seguir normativas de Construcción Sostenible, y promovemos muchos proyectos por ser eficientes y verdes, cuando en la vida real NO se han sometido a ningún tipo de normativa o certificación para poder demostrar que sí cumplen los requisitos mínimos para ser considerados edificios verdes.

En Centroamérica hay que hacer un doble esfuerzo para poder incorporar el lenguaje de las normativas y sus tremendas ventajas.   Vale la pena también felicitar a un pequeño grupo de empresas constructoras y desarrolladores que ya han dado el paso hacia la Construcción Sostenible, especialmente en Costa Rica famosa través de la  normativa nacional RESET.   Por suerte y como buena noticia para todos, la nueva escuela de arquitectura en la región está alineada con el tema de construcción sostenible. Los jóvenes informados se inclinan naturalmente a éste nuevo enfoque, principalmente porque quieren cuidar el mundo donde ellos y sus familias vivirán.   La construcción sostenible es la nueva revolución hacia ciudades más eficientes, ecológicas, y con calidad de vida en los ambientes.

Podemos aseverar que construcción sostenible es construir con un fuerte respeto al medio ambiente y a la salud de los ocupantes.

Hace unos meses tuve la suerte de visitar las oficinas de la firma de arquitectos Gensler en Costa Rica, ubicadas en el moderno edificio de Torre Lexus en Avenida Escazú.  Las cuales obtuvieron una certificación LEED PLATINUM.  El tour del edificio fue dirigido por Melody Gillezeau, quien es la Coordinadora de Diseño Sostenible para Latinoamérica.    Un componente a destacar es, que más que una oficina es un ecosistema funcional, Gensler Costa Rica ha aprovechado la diversidad y la energía de sus colaboradores para crear un espacio holístico.  Lo que se respira en dichas oficinas es funcionalidad,  áreas colaborativas, una exquisita decoración con materiales innovadores, y mucha biofilia en el interior y exterior de las oficinas.  Además de instalaciones que invitan al ejercicio físico y a la buena alimentación de los empleados. En la terraza se cuenta con un jardín de plantas comestibles de verduras, hierbas y frutas.

Aire, luz natural y agua son los tres elementos de la naturaleza que deben de replicarse en forma imperativa en el diseño basado en Construcción Sostenible.  La calidad del aire interior es una categoría muy importante para la certificación LEED, esto implica el uso de materiales con mínimas o nulas emisiones de Compuestos Orgánicos Volátiles VOCs.  Se premia mucho el uso de materiales reciclados en las oficinas.  Además que los sistemas de ventilación deben por norma hacer un recambio del volumen completo de aire fresco de 1 vez por hora.  Es decir, que lo que se busca no es bajar la temperatura a toda costa para mitigar el calor, sino que lo que se busca es que el personal se oxigene de forma sistemática evitando que los niveles de CO2 superen concentraciones superiores a las 750-800 ppm.  Niveles arriba de estas concentraciones son ya considerados causantes de fatigas y desaceleración de la capacidad productiva de las personas.

Una característica fundamental en el diseño sostenible, es el uso de la luz natural en las áreas de trabajo y las vistas panorámicas al exterior de la mayoría de los puntos de las oficinas.

La luz natural brinda un efecto importante en el ciclo circadiano (Reloj Biológico) de las personas.  Haciendo que las personas puedan dormir mejor sí durante el día han sido expuestas a la luz natural y no a la luz artificial.  Adicionalmente, ahora están disponibles sensores de intensidad de luz natural, que a la vez sirven de dimmers para atenuar el uso de la luminaria LED cuando la intensidad de luz natural es suficiente.  Abonando así a la reducción del consumo de energía eléctrica.

El tercer elemento relevante en la construcción sostenible es el agua.  El agua potable de excelente calidad debe de estar disponible en abundancia para los usuarios.  El correcto uso de agua potable para consumo humano (lavamanos, bebederos, duchas) debe de considerarse desde el día uno en el diseño, y su calidad garantizada.    Es por ello que, es muy normal en los edificios de oficinas con certificaciones LEED encontrar verdaderos sistemas de filtración y purificación de agua.   Por otro lado, los edificios LEED hacen uso de aguas lluvias y aguas grises para los toilets y aguas para riego externo de jardines, minimizando así el uso global de agua potable.  No tiene sentido usar agua potable en servicios sanitarios ni para el riego de plantas.  Los edificios LEED cuentan con dos circuitos independientes de manejo de agua, el circuito de agua potable y el circuito de aguas grises.

Centro América tiene grandes beneficios de la corriente mundial de la construcción sostenible. Las empresas que se han embarcado en las estrategias de sostenibilidad están viendo cómo un proyecto de certificación LEED trae la fuerte ventaja colateral de multiplicar los efectos de la sostenibilidad en la cultura de la empresa.

La región centroamericana cuenta con un buen portafolio de edificios verdes certificados bajo LEED, y está dando ya los primeros pasos hacia zonas de nuevo urbanismo, donde el diseño de infraestructura social está cambiando significativamente la convivencia y la modernización de las ciudades por medio de sus parques, centros históricos, nuevas zonas residenciales, y movilidad de sus ciudadanos.  Construir sostenible es construir con un fin en la mente hacia el progreso, la eficiencia y la normalización.   No construir de forma sosteniblemente,  basado en normativas y estándares internacionales,  es equivalente a no haber participado en la revolución industrial en los años 1800, o visto de otra manera, no hacerlo es pasarle la factura del daño al medio ambiente a las futuras generaciones de ciudadanos.

 

 

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0