El Cobre en la construcción de fachadas y cubiertas arquitectónicas

El Cobre en la construcción de fachadas y cubiertas arquitectónicas

Usos del cobre patinado y acero inoxidable en la construcción

La arquitectura contemporánea se beneficia enormemente del cobre, ya que utiliza el metal para complementar otros materiales que ya se utilizan en los procesos de construcción – el cobre combina casi de forma espontánea con materiales muy diversos como madera, ladrillo y vidrio.

 Ing. Civil Héctor José Muñoz Aliaga

inghectorjosemunozaliaga@gmail.com

 El cobre ha sido utilizado a lo largo de la historia como elemento tanto estructural como decorativo, por sus características intrínsecas tales como durabilidad, belleza estética, conductividad y resistencia, es el material ideal para darle un toque de sofisticación a la construcción de fachadas y cubiertas arquitectónicas. De sus cualidades podemos resaltar lo siguiente.

Universidad de KyeMyung

Aspecto

Quizás esto sea la característica más destacada de este metal, su color y la evolución del mismo una vez puesto a la intemperie.   El color bruto rojo salmón cambia rápidamente a tonos marrones rojizos mates, los cuales se oscurecen progresivamente para llegar a un color marrón oscuro después de algunos meses o años. Este es el color final de una fachada de cobre.

Sin embargo, sobre una cubierta se produce un gradual cambio hacia la pátina verde tan característica del cobre. Si el cobre está colocado en zonas del edificio protegidas de la lluvia, no desarrolla esa patina verde.

El cobre en la arquitectura

No es nuevo el uso del cobre en la arquitectura, y es que se ha utilizado en componentes y elementos de construcción. En la arquitectura, sus atributos y características técnicas únicas permiten su uso en el recubrimiento y revestimiento de edificios. Su rendimiento técnico y cualidades arquitectónicas se expresan principalmente por la durabilidad, por el desafío a las formas y por la belleza de su coloración, siempre con óptima relación de calidad y precio.

La arquitectura contemporánea se beneficia enormemente del cobre, ya que utiliza el metal para complementar otros materiales que ya se utilizan en los procesos de construcción – el cobre combina casi de forma espontánea con materiales muy diversos como madera, ladrillo y vidrio. Otra  gran ventaja del cobre es su capacidad de rehacerse, es decir, es sostenible y totalmente reciclable.

Tanto en los techos y en el revestimiento de fachadas, el efecto visual del cobre ha sido considerado durante mucho tiempo un símbolo de elegancia arquitectónica, longevidad y distinción. Además de hermoso, es un metal que presenta unas propiedades que lo destacan entre los otros materiales utilizados en la arquitectura y el diseño, incluyendo maleabilidad, resistencia, durabilidad, versatilidad y variedad de colores.

Otros acabados

Para ‘saltar’ los tiempos de espera para el acabado oxidado, existen acabados de cobre pre-envejecidos marrón y verde. El cobre pre oxidado marrón  tiene una capa de oxido equivalente de aproximadamente 3 a 5 años de exposición a la intemperie. En fachada es el color final, pero sobre una cubierta, sigue la evolución de cobre natural desarrollando una patina verde.

El cobre pre patinado tiene sobre su superficie una capa de patina real, parecido a lo que el cobre desarrolla naturalmente después de 15 o más años. Este material permite tener desde el primer día el mismo color verde en toda la superficie de la obra, sea cual fuere su orientación o pendiente, en fachada y cubierta y también interiores.

Otras características

El cobre tiene varias cualidades que le hacen especialmente adecuado para revestir cubiertas y fachadas:

  • Muy buena resistencia a la corrosión y una durabilidad excelente. Se estima en 80 años en zonas costeras e industriales y más de 100 años en zonas urbanas y rurales.
  • No requiere mantenimiento alguno.
  • No requiere limpieza.
  • Es muy maleable y fácil de manipular aún en temperaturas bajas.
  • Reciclable 100% sin límites de ciclos, no es tóxico, existen amplios recursos.
  • Acepta la soldadura muy bien, sin embargo es muy importante emplear el metal de aportación y decapante correctos.
  • Está disponible en muchos espesores y dimensiones.

No obstante, tenemos que prestar atención a los siguientes aspectos:

  • Separar el cobre de metales menos nobles para evitar la corrosión galvánica.
  • Evitar que el agua de lluvia caída sobre la superficie del cobre discurra posteriormente sobre materiales porosos del edificio. Si no, corremos el riesgo de que aparezca una mancha verde sobre estos materiales porosos debajo del cobre.

El cobre puede usarse en los siguientes sistemas:

  • Junta alzada (cubierta y fachada).
  • Junta listón.
  • Junta plana (escamas).
  • Paneles de fachada.
  • Paneles casete.

El rendimiento técnico y cualidades arquitectónicas que posee el cobre, además, de su durabilidad y belleza, es un material amigable con el medio ambiente  lo convierte en un excelente material para la construcción de fachadas y cubiertas.

 

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0