Suspensión de Mina San Rafael deja pérdidas económicas

Suspensión de Mina San Rafael deja pérdidas económicas

Los Riesgos de la Naturaleza y los Seguros en Guatemala
Presupuesto 2020 y sus Implicaciones en Políticas Públicas
¿Por qué invertir en bienes raíces en tiempos de crisis?

Más 400 millones de quetzales ha dejado de recibir el Estado, a consecuencia de suspensión de operaciones de Minera San Rafael,
según un recuento preliminar realizado por la misma compañía.

HERNÁN GUERRA
REVISTA CONSTRUCCIÓN

Hace más de un año que una resolución provisional de la Corte de Constitucionalidad (CC) suspendió la operación de la Mina San Rafael, dicha resolución del tribunal constitucional han provocado la pérdida de miles de puestos de trabajo y cerrado una relevante fuente de ingresos financieros para el Estado.

Andrés Dávila, gerente de Comunicaciones Corporativas de Mina San Rafael, cometó que, debido a la medida de la CC, emitida el 5 de julio de 2017, la economía del país ha perdido una inyección presupuestaria de Q1 mil 958 millones, 400 mil (al 24 de julio 2018).

Ese flujo de dinero habría impacto positivamente a otros sectores productivos, como el comercio y la construcción en general, generando o manteniendo puestos de trabajo en micro y pequeñas empresas en la región de Santa Rosa. Pero eso no es todo. Dávila añade que, en concepto de impuestos y regalías, las arcas del Estado han dejado de recibir un aproximado de Q422.4 millones.

MÁS DESEMPLEO

Las secuelas de la CC son mucho más profundas que los números económicos. Dávila argumenta, que la compañía se vio obligada a prescindir de 500 personas que trabajaban directamente en la planta, quienes percibían salarios competitivos y con todas sus prestaciones de ley. 

Asimismo, tras cinco mil 500 personas que trabajaban para aproximadamente 600 medianas y micrompresas proveedoras de la mina, también se quedaron sin ingresos debido al nulo requerimiento de trabajo.

Dicen que las mineras no dejan nada, se lo llevan todo. Eso es mentira: El 45 por ciento de la ganancia operativa se lo lleva el Estado; casi la mitad es para el Gobierno y eso no es poco, es bastante lo que pagan las empresas.” Paulo de León, de la firma CABI.

Esos resultados negativos impactaron en gran medida en el bolsillo de miles de familias guatemaltecas Paulo de León, de la firma Central American Business Intelligence (CABI). Menciona que a del cierre de Minera San Rafael, el pasado 5 de julio, el sector de minero se ha desplomado hasta un 40 por ciento, lo cual coincide con el gerente de Comunicaciones de la compañía al precisar que, la decisión de la Corte de Constitucionalidad ha arrastrado a otros sectores productivos relacionados a la industria extractiva.

A esto se une las declaraciones del presidente del Banco de Guatemala, Sergio Recinos, que ha anunciado una nueva proyección a la baja del crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) para este año, debido al cierre de Minera San Rafael, principalmente, aunque también por la caída de los precios de otros productos de exportación como el azúcar, café y caucho natural. Para este año la proyección inicial del crecimiento del PIB fue de entre 3 al 3.8%, tras este panorama la tendencia sería de un 3%.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0