Ética Empresarial, el camino a la competitividad

Ética Empresarial, el camino a la competitividad

Regencia ambiental
Sywulka: “Si las empresas no innovan, van a empezar a morir”
Nos olvidamos de la lluvia

La ética empresarial es un compromiso que las empresas adquieren con los socios, accionistas, inversores, clientes, proveedores y el Estado.

Dr. Janio Rosales /Director Ejecutivo de Cámara de la Construcción

jrosales@construguate.com

Los grandes retos globales ha generado cambios significativos en la forma en que se hacen negocios, y que los mismos, evolucionen hacía un modelo de sostenibilidad, apegados a un estricto cumplimiento a la ley y las buenas prácticas socialmente responsables.

La ética empresarial es el conjunto de valores y principios que guían la toma de decisiones en una compañía y es un compromiso que las empresas adquieren con sus socios, accionistas, inversores, clientes, proveedores y el Estado.

Guatemala a partir del 2015, se ha visto sumergida en diversos casos en donde la corrupción ha generado una incertidumbre política y económica, que notoriamente ha afectado las relaciones comerciales de confianza y buena fe no sólo a nivel empresarial, sino también para el lugar en donde las empresas realizan sus operaciones.

De acuerdo con el Pacto Mundial de Naciones Unidas (Global Compact), las empresas, especialmente las de gran tamaño, son la principal fuente de crecimiento económico y generación de empleo y, como tales, se encuentran en el núcleo del desarrollo económico y social dentro del contexto internacional.

Si de por sí, las empresas juegan un papel importante en cualquier economía desarrollada y particularmente relevante en muchas economías en vías desarrollo o emergentes. Imaginen el verdadero impacto que tuvieran, si se eliminarán las malas prácticas que atentan contra la confianza y la sostenibilidad.

Según un estimado del Global Financial Integrity (GFI), la corrupción le cuesta a la región latinoamericana más de 142 mil millones de dólares anuales, lo cual, representa un tres por ciento del Producto Regional Bruto.

En este contexto vale la pena preguntarse ¿Qué papel juega la ética en el giro de los negocios? Y a su vez, ¿Cómo la corrupción afecta la competitividad de las empresas? Para ello, es necesario hacer un ejercicio de retrospectiva de la forma en la que se han desarrollado los negocios y tratar de cambiar la mentalidad de “así se han hecho las cosas siempre”.

Para hacer este ejercicio, me gustaría utilizar el concepto desarrollado por el Dr. François Vallaeys “Ética en 3 dimensiones”, para este autor, el rol de la ética dentro de las empresas, debe ir más allá de lo plasmado en un simple texto y es necesario que todas las personas que se encuentran dentro de la empresas, principalmente los altos directivos, respeten los más elevados estándares de honestidad e integridad.

La propuesta teórica del Dr. François Vallaeys pretende, por un lado, abordar la ética en 3D a través de los conceptos: Virtud, Justicia y Sostenibilidad, con el objeto de lograr conectar el discurso moral y el discurso gerencial – económico; es decir, lograr que los códigos de ética en las empresas, sean más que una declaración de buena voluntad y que realmente los mismos den las pautas para un actuar sostenible, que generen rentabilidad y permita a la empresa hacer negocios con nuevos socios comerciales. Y por otro, según el autor, hacer énfasis en la diferencia que existe entre responsabilizarse por impacto y responsabilizarse por actos, tomando como base la definición de responsabilidad social de la ISO 26000, siendo esta:

responsabilidad de una organización ante los impactos que sus decisiones y actividades ocasionan en la sociedad y en el medio ambiente, mediante un comportamiento ético y transparente que contribuya al desarrollo sostenible, incluyendo la salud y el bienestar de la sociedad; tome en consideración las expectativas de las partes interesadas; cumpla con la legislación aplicable y sea coherente con la normativa internacional de comportamiento, y esté integrada en toda la organización y se lleve a la práctica en sus relaciones.” (ISO 26000, 2010)

Por ello, las empresas deben diseñar estrategias y desarrollar políticas que contemplen el impacto que pudieran tener sus acciones u omisiones. Y en ese sentido, la Responsabilidad Social Empresarial, a través, de sus ejes permiten que la empresa adquiera un compromiso ante sus grupos de interés y la sociedad en general, con el objeto de atender la problemática social y ambiental dentro de sus operaciones comerciales y las relaciones con sus proveedores. Promoviendo una cultura de cumplimiento y mejor aún, fomentando la competitividad de la empresa.

Del ejercicio de retrospectiva sobre el rol que la ética juega en sus empresas, me gustaría concluir diciendo que, las empresas que basan su actuar bajo los pilares éticos aseguran la sostenibilidad en toda su actividad productiva,logrando con ello, ser más competitivas, por esa razón, es necesario que altos directivos y socios incluyan en sus presupuestos programas de cumplimiento, con el objeto de fomentar la ética empresarial, que traerá beneficios tangibles a toda la organización, lo cual, se traducirá en nuevas relaciones comerciales, mejora de imagen institucional y contribuir al desarrollo sostenible.

En Cámara Guatemalteca de la Construcción, somos conscientes de la relevancia de la ética en el ecosistema empresarial y por ello, trabajamos en fortalecer y fomentar el cumplimiento de los principios éticos en los negocios, por medio de la actualización del Código de Ética que rige nuestra institución y a través de una serie de capacitaciones dentro de nuestro programa compliance para los asociados. Los invito a que sean parte de esta nueva cultura de negocios y que participen dentro y fuera de sus empresas al fomento de una cultura de cumplimiento ético empresarial.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0