Impacto del sector construcción en los Objetivos de Desarrollo Sostenible

Impacto del sector construcción en los Objetivos de Desarrollo Sostenible

El turismo clama por mejor infraestructura
¿Qué esperar en inversión en infraestructura?
Importancia de las Alianzas Público- Privadas para las Smart Cities

El sector construcción tiene un impacto directo en el cumplimiento de los Objetivos del Desarrollo Sostenible, temas como la construcción de viviendas, mejoramiento de barrios, infraestructura y ciudades sostenibles deben estar en la agenda público y privada en los próximos años.

Aubrey Arsenio Guillén
Revista Construcción
revistaconstruccion@construguate.com

25 de septiembre de 2015, a nivel internacional se aprobaron un conjunto de objetivos globales que buscan erradicar la pobreza, proteger el ambiente y generar prosperidad para la población. Estas metas globales son conocidas como los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), finalidades que se podrían alcanzar en 2030, si el gobierno, el sector privado y la sociedad civil trabajan en conjunto.

De acuerdo al World Green Building Council de los diecisiete ODS el sector construcción tiene incidencia directa en nueve, siendo algunos de estos:

Salud y bienestar

Según las Naciones Unidas cada año más de cinco millones de niños mueren antes de cumplir 5 años. Existen diversos factores que influyen en esta situación, sin embargo, el acceso al agua potable y el saneamiento adecua-do son elementos vitales en la salud pública, puesto que, ayudan a prevenir enfermedades infecciosas.

Según la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida (ENCOVI) 2011-2012, el 70% de los hogares guatemaltecos tiene acceso a servicios básicos, es decir, agua potable y drenajes, estos datos corresponden al área urbana, en lo rural únicamente el 30% de la población tiene acceso a estos servicios.

En ese sentido, es evidente que el retraso de infraestructura para el trata-miento de aguas residuales y la falta de cumplimiento al Acuerdo Gubernati-vo 236- 2006, “Reglamento de las Descargas y Reuso de Aguas Residuales” ha producido que menos del 10% del agua utilizada llegue a una planta de tratamiento, lo que genera, según el Ministerio de Ambiente y Recursos Na-turales (MARN) que el 90% del agua en el país esté contaminada.

En el interior del país, se estima que más del 60 por ciento de municipios no cuentan con plantas de tratamiento, lo cual, se traduce en un problema de salud pública. Por lo anterior, es necesario que el sector público invierta en plantas de tratamiento y proyectos que permitan a las comunidades contar con drenajes y saneamiento, esto como una medida preventiva.

Energía asequible y no contaminante

En la última década Guatemala ha transformado su matriz energética, se-gún datos de la Comisión Nacional de Energía Eléctrica, más del 70% de la energía en el país proviene de fuentes renovables. El índice de cobertura eléctrica en el país supera el 90%, sin embargo, existen departamentos en el país que aún tienen mucho margen de mejora, como es el caso de Alta Verapaz (44%) y Petén (67%).

El sector construcción puede aportar en la construcción de edificios con un mínimo impacto ambiental. Para ello, es importante la utilización de materiales renovables, la combinación de varios aspectos del diseño bajo un concepto de eficiencia energética y que los proyectos cuenten con certificaciones ambientales, como por ejemplo LEED (Leadership in Energy & Environmental Design).

En ese sentido, la arquitecta Belem Sálomon, Directora Ejecutiva de Guatemala Green Building Council (GGBC) menciona que, el 60 por ciento de edificios que se necesitan para los próximos 15 años, aún no han sido construidos, por lo que es necesario que los desarrolladores busquen certificaciones ambientales.

Trabajo decente y crecimiento económico

El sector construcción es un pilar en el desarrollo económico del país. La inversión en infraestructura es clave para la generación de empleo en cualquier país del mundo, por ejemplo, el Canal de Panamá genera cerca de 30 mil empleos, aportando un 4% en el PIB. En el caso de Guatemala, el sector construcción anualmente genera más de 350 mil empleos.

La infraestructura y desarrollos inmobiliarios impactan en el crecimiento económico, mejorando la productividad de una economía, al diversificar su estructura productiva. La construcción es una buena generadora de empleo e impulsadora de la economía. Para lograr un crecimiento económico que impacte de forma positiva a toda la población y por ende genere más trabajo, es necesaria la certeza jurídica, que los procesos de aprobación de licencias de construcción sea más expedito y mayor inversión en infraestructura.

Industria, innovación e infraestructura

Guatemala se ubica en el puesto 81 de 138 países en el Ranking de Infraestructura del Índice de Competitividad del Foro Económico Mundial. El país necesita más de 47 mil kilómetros para los próximos 25 años.

Para reducir esta brecha, según estimaciones de la Comisión Económica para América Latina y El Caribe (Cepal), la región necesita invertir por encima del 6% del PIB en infraestructura. Para cumplir con este objetivo, es necesario buscar nuevas herramientas para financiamiento como, las Alianzas Público – Privadas, por ejemplo.

Ciudades y comunidades sostenibles

El rápido proceso de urbanización, ha producido en muchos casos, poca preocupación por llevar a cabo estudios de la habitabilidad territorial, o Planes de Ordenamiento Territorial (POT), problemáticas que se presentan principalmente en el interior del país. Estos lugares deben enfocarse por establecer una forma sostenible de utilizar los recursos municipales, identificar sectores urbanizables, y no urbanizables y, a la vez, elaborar planes de trabajo para áreas de reserva natural.

Es necesario crear los mecanismos de gobernanza capaces de hacer frente a problemáticas como: provisión de servicios de agua y saneamiento, gestión de residuos sólidos, protección de cuencas, mejoramiento de barrios, generación de infraestructura que permita conectar ciudades y territorios, y movilidad principalmente.

En ese sentido, una de las oportunidades del sector radica en construir edificaciones sostenibles que produzcan la menor cantidad de emisiones, que a través de planes maestros de urbanización los territorios puedan ser desarrollados de forma sostenible y permita contar con comunidades eficientes.

Construcción Sostenible, una responsabilidad de todos

A criterio de Belem Sálomon, es necesaria la participación de la academia, los desarrolladores, cámaras empresariales y de las entidades públicas para incentivar la construcción sostenible en el país. Según ella, la educación del consumidor y las exigencias del mercado hacen que los desarrolladores opten por prácticas orientadas a la construcción sostenible en sus proyectos.

El sector construcción tiene un impacto directo en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y a su vez, se presenta como una oportunidad para implementar proyectos de infraestructura y vivienda que brinden soluciones a las demandas actuales, por ello, es necesario el trabajo articulado entre el sector público y privado para alcanzar las metas globales y con ello, asegurar un mejor futuro para toda la población.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0