¿Por qué es importante la aprobación de la Ley de Interés Preferencial?

¿Por qué es importante la aprobación de la Ley de Interés Preferencial?

Incentivos para la adquisición de vivienda
Generación de Vivienda Accesible en zonas urbanas
Retos y oportunidades del sector construcción

El acceso al financiamiento bancario es uno de los límites que tienen un porcentaje elevado de la población para la adquisición de vivienda, lo cual contribuye al aumento del déficit habitacional, por ello, es necesaria la creación de bases institucionales que permitan el acceso a la vivienda digna para quienes, hoy en día, no pueden acceder a financiamiento.
Aubrey Arsenio Guillén Bennett
revistaconstruccion@construguate.com

En América Latina el déficit habitacional es elevado, diversos estudios internacionales concluyen en que, el déficit es equivalente a un poco más de la mitad de todas las viviendas existentes en la región. Los países más afectados por esta problemática son los que presentan indicadores socioeconómicos más bajos.

Se estima que se necesitan construir más de 23 millones de viviendas en la región de América Latina para satisfacer la demanda habitacional de igual número de familias. Por lo anterior, es preciso que los Estados de la región impulsen políticas de vivienda que permitan reducir los déficit cualitativos y cuantitativos de vivienda, y, asimismo, permitan dar respuesta al acelerado proceso de urbanización que enfrenta la región.

De acuerdo con la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) durante la mayor parte del siglo XXI las políticas de vivienda en la región se caracterizaron por la preeminencia estatal en la construcción y en el financiamiento de vivienda. Sin embargo, el aumento del déficit habitacional y la limitante de recursos de los Estados hace que sea necesaria una visión complementaria en donde participe el sector privado para contribuir a la reducción del déficit habitacional.

En Guatemala se estima que, en los últimos 10 años, se han construido cerca de 100 mil soluciones habitacionales, por su parte, en el mismo lapso, el déficit habitacional ha tenido un incremento de 423 mil unidades.[1] Con las condiciones actuales, el mercado de vivienda únicamente atiende al 37.5% de la población (segmentos A, B, C1, C2 y C3).

En la actualidad, se encuentra en el Congreso de la República la iniciativa de Ley de Interés Preferencial (LIP) para acceso a la vivienda, que pretende atender a la población que hoy en día, no pueden acceder a financiamiento bancario; una vez entada en vigencia la ley, el 62,5% de la población será atendida (segmentos A, B, C1, C2, C3 y D1).

 IMPACTO ECONÓMICO Y SOCIAL DE LA APROBACIÓN DE LIP

La vivienda es un factor determinante en la calidad de vida de las personas, en virtud que, una vivienda adecuada que cuente con los servicios básicos tiene efectos positivos en otros indicadores como salud, acceso a la educación, mitigación de riesgos ante desastres naturales, entre otros.

 El acceso a una vivienda digna es un derecho humano protegido a nivel constitucional y a través de diversos tratados internacionales. Por ello, es necesario que el sector privado y público emprendan acciones concretas para la disminución del déficit habitacional.”

Por lo anterior, las políticas de vivienda se constituyen en un pilar fundamental en el desarrollo de las ciudades y países. Otro de los aspectos a considerar es el acelerado proceso de urbanización que atraviesa Guatemala, según proyecciones en 2032 el 80% de la población será urbana, lo cual, hace que el tema de vivienda sea un punto crítico.

En lo que respecta a lo económico, la construcción de una vivienda genera 11 empleos directos y 16 indirectos. Con la aprobación de la Ley de Interés Preferencial, además de atender al déficit habitacional, se proyecta que en un plazo de 10 años se generen más de 1.49 millones de empleos y se construyan  165 mil unidades de vivienda.[2]

El sector de vivienda es un dinamizador de la economía nacional, por lo que se espera que una vez aprobada esta iniciativa el crecimiento económico de este sector, se incremente, como ocurre en otros países que cuentan con normativas similares.

Por lo anterior, la aprobación de la Ley de Interés Preferencial para el acceso la vivienda se constituye en una verdadera oportunidad para la disminución del déficit habitacional, para la generación de empleo, la reducción de las desigualdades sociales y el crecimiento económico nacional.

[1] Datos obtenidos del Departamento de Análisis Estadísticos (DAE) de Cámara Guatemalteca de la Construcción

[2] Proyección del Departamento de Análisis Estadístico (DAE) de Cámara Guatemalteca de la Construcción.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0