Plantas de tratamiento:  ¿Responsabilidad municipal o del Estado?

Plantas de tratamiento: ¿Responsabilidad municipal o del Estado?

“Difícil contar con plantas de tratamiento en las municipalidades”, Edwin Escobar
¡Agua limpia para todos!
Tenemos que reutilizar las aguas residuales

Según cifras de la Asociación Nacional de Municipalidades (ANAM), 40 comunas no han cumplido con los procesos de instalación y funcionamiento de plantas de tratamiento de aguas residuales, mientras el MARN reporta que el 90% de los ríos están contaminados.

Por: Redacción Construcción.

El avance para el cumplimiento del Acuerdo Gubernativo 236-2006 sobre el Tratamiento de Aguas Residuales y Disposición de Lodos, que obliga a las 340 municipalidades a instalar y poner a funcionar plantas de tratamiento, avanza más lento de lo previsto y por segunda ocasión se estaría solicitando una prórroga.

El plazo para que todos los municipios cumplan con este reglamento en su primera fase vence el próximo seis de mayo de 2019, más de 10 años después de haberse aprobado (2006). La primera prórroga fue emitida en 2016. 

La ausencia de estos sistemas de purificación del agua que llega a los ríos o pozos, ha provocado que la contaminación del vital líquido en Guatemala se incremente. De acuerdo con el titular del Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (MARN), Alfonso Alonzo, “alrededor del 90% de los ríos están contaminados”. 

Esta situación hace necesaria la agilización en la implementación de estas plantas. En su momento el presidente de la República, Jimmy Morales, explicó que la nueva prórroga que tendrán las municipalidades será de un año más.

 “Si nosotros hacemos una ampliación, va a ser una ampliación eminentemente técnica”, explicó Alonzo, haciendo referencia a que existen procesos iniciados y recursos financieros para ejecutar proyectos de esta naturaleza que quedarían paralizados sino se amplía el plazo. 

¿Cuánto se ha avanzando?

El poco avance que se ha registrado en este tema ha provocado mayor desgaste hacia las municipalidades, pues el Acuerdo Gubernativo les ordena cumplir con lo establecido. Sin embargo, a criterio del secretario de coordinación de la ANAM, Juan Carlos Garrido, se trata de un tema país en el que el Estado debe realizar la inversión principal, para luego ellos se encarguen de la operación.

Para esta primera fase, Garrido explicó que deben cumplir para el 2 de mayo con el funcionamiento de dos plantas de mayor concentración en cada municipio, lo que calificó como “muy lejos de la capacidad de las municipalidades”.

Las cifras de los avances son inconclusas. Por un lado, el Ministro de Ambiente resaltó que en total existen en el país 268 plantas construidas, de las cuales 187 estarían en funcionamiento, es decir el 70% del total, mientras el resto finalizaron su construcción recientemente. “Cuando inició esta administración habían únicamente 42”, puntualizó.

Por otro lado, Garrido indicó que 300 municipalidades ya cuentan con dos plantas de tratamiento en funcionamiento y el respectivo estudio técnico, sin embargo hizo énfasis en que no se tratan de las plantas primarias de mayor carga que exige la ley, sino de plantas de menor categoría.

Las estadísticas oficiales de la ANAM revelan que únicamente 20 municipios han cumplido con la instalación de dos o más plantas primarias de mayor carga, lo que hace que 320 se encuentren infringiendo el Reglamento mencionado.

Uno de los principales obstáculos que han encontrado las comunas es la falta de recursos financieros.

Entre 2019 y 2020 se tiene previsto que se construyan 100 plantas más, pero al parecer el presupuesto no será suficiente, ya que el Gobierno estima que se requieren por lo menos US$3 mil millones para completar las restantes. Garrido explicó que según sus estimaciones se necesita una inversión sostenida durante 20 años de alrededor de Q50 mil millones para poder cubrir todos los puntos de descarga de aguas residuales.

Los departamentos que más han avanzado son: Baja Verapaz, Chiquimula, El Progreso, Izabal, Zacapa, Jutiapa, Santa Rosa, Sacatepéquez, Escuintla, Quetzaltenango, San Marcos, Sololá, Retalhuleu, Huehuetenango, Suchitepéquez y Quiché.

Para el coordinador de la Comisión Ambiental de la Cámara Guatemalteca de la Construcción (Construguate), Ing. Enrique Batres, es preocupante que exista una nueva prórroga y esperaría que todas las municipalidades cumplan.

“Debería entrar en vigencia de inmediato, porque es un tema que se ha estado peleando por varios años y así que se exija su cumplimiento tanto ha sector privado como público”, enfatizó.

El Acuerdo Gubernativo 236-2006 establece una serie de parámetros claros y específicos para la calidad de agua que se va a descargar en un cuerpo receptor (pozo, río, lago, entre otros), los cuales deben cumplirse por medio de los procesos y tecnologías que utilicen las plantas de tratamiento, no basta con la simple instalación de estos sistemas.

El MARN cuenta actualmente con más de 500 estudios de prefactibilidad de plantas para diferentes municipios

Puntos de descarga

Según los estudios técnicos de las 300 municipalidades que ya cuentan con plantas de tratamiento de cualquier naturaleza, existen en total cerca de cinco mil puntos de descarga de aguas residuales, lo que implica la necesidad de instalar igual número de sistemas de tratamiento para un adecuado control y evitar la contaminación del vital líquido.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0