Qué esperar del 2019 y 2020 en el desarrollo de viviendas

Qué esperar del 2019 y 2020 en el desarrollo de viviendas

Señales de desaceleración económica marcan perspectivas 2018
Una mujer constructora de realidades
Miles de casas construidas con Hierromáx

El año pasado el sector construcción tuvo un crecimiento económico del 3.6%, convirtiéndose en el segundo mayor crecimiento de la década. Existieron varios elementos que coadyuvaron a llegar a estas cifras positivas, uno de ellos fue el aumento de metros cuadrados de construcción aprobados en el área metropolitana, de acuerdo con información del Banco de Guatemala, se aprobaron un total de 2 millones 937 mil 321 metros cuadrados, de los cuales cerca del 50% estaban destinados a la construcción de vivienda.

El sector vivienda es un importante dinamizador de la economía nacional y una fuente de generación de empleo, se estima que por cada 500 metros cuadrados de construcción se generan alrededor de 100 empleos. Por lo anterior, es importante mencionar algunos factores que pudiesen incidir en el comportamiento del sector vivienda durante este y el otro año.

Cinco puntos a poner atención durante el 2019 y 2020

  • Vecinos. Hay un gran problema desarrollándose con este punto, todos somos vecinos de alguien más. Pero en nuestra industria me refiero a aquellos grupos de vecinos que complican y pretenden detener el desarrollo de proyectos. Por ello, es importante que prevalezca el diálogo transparente, sano y respetuoso entre las dos partes. Asimismo, es necesario que prevalezca la certeza jurídica, que existan reglas claras y que no se interprete la ley de forma arbitraria o antojadiza. Esto permitirá generar un espacio de diálogo y confianza con los vecinos y seguir desarrollando proyectos y oportunidades futuras en la comunidad.
  • Movilidad. Aún nos rehusamos a verlo, pero la ciudad está cambiando, vemos más personas que antes caminando o usando bicicleta, existen nuevas generaciones que quieren una opción diferente. Caminar o usar la bicicleta ahora es visto como simplemente un medio de movilización. Cada vez existen más personas utilizando motocicletas y aun así hay quienes siguen pensando que el modelo de transporte en vehículo será eterno. La dificultad de movilidad dentro la ciudad lo acelerará el cambio en el modelo de transporte de las personas.
  • Parqueos. A excepción de los centros comerciales y los edificios de oficinas, los parqueos son una forma muy fácil de perder dinero.

Las dotaciones de plazas de aparcamiento municipales son aún muy altas, y al obligar al desarrollador a construir parqueos no rentables, lo obliga a desecharlos todos junto con los apartamentos. Es decir, el desarrollador que no vende el 100 por ciento de sus parqueos no está logrando su potencial de negocio completo.

Pero ¿qué pasa si pensamos con un horizonte más largo?, ¿qué vamos a hacer con tantos sótanos en el momento que nuestro modelo de transporte cambie? Me refiero a esos proyectos que tienen ocho, nueve o hasta diez sótanos, que en un futuro cercano será necesario pensar en nuevos usos a los sótanos de parqueos.

  • Crecimiento demográfico. Según la Municipalidad de Guatemala para el 2032, seremos 3.6 millones de personas habitando la ciudad de Guatemala. Por ello, las autoridades municipales se enfrentan a importantes desafíos como, por ejemplo, temas de movilidad urbana, gestión de residuos sólidos, gestión del recurso hídrico, prestación de servicios municipales, entre otros problemas urbanos.

En lo que respecta al crecimiento demográfico es necesario estructurar políticas públicas tanto a nivel central como municipal que permitan generar las condiciones de desarrollo sostenible en aras de elevar los indicadores socioeconómicos del país.

Para ello, debemos salir de la visión cortoplacista y debemos construir país; necesitamos que exista la infraestructura correcta para este crecimiento, escuelas, hospitales, parques o en su defecto, colegios, clínicas y calles peatonales, agua potable y drenajes. Por nuestra parte, el desarrollo denso y vertical se convirtió en tendencia, ahora a desarrollarlo de forma adecuada.

  • Generación de valor añadido. Anteriormente los desarrolladores nos limitábamos a lo interno de nuestros proyectos, con suerte le prestábamos algo de atención a las fachadas. Seguir con este pensamiento, ya no se puede, hoy en día o hacemos equipo con la municipalidad de los lugares dónde desarrollemos o no lograremos generar valor. Nuestra iniciativa será ver cómo en conjunto hacemos una mejor ciudad. Eventualmente las “contribuciones” de impacto vial serán aplicadas a transporte público, a mejores banquetas o a más ciclo vías.
  • BIM -Building Information Modeling-. Esta metodología de trabajo será uno de los grandes cambios en la industria de la construcción. Si, es cierto que en Guatemala hacemos las cosas diferentes, pero eso no lo podemos tomar como excusa para no avanzar. Trabajamos en una industria en donde existe cierta resistencia al cambio, sin embargo, los mismos llegan y son los tamices que separan a los que se quedan de los que siguen.
  • Elecciones 2019. Pocos cambios nos afectan tanto como la decisión de este año para la elección del nuevo alcalde de la ciudad y municipios donde desarrollamos proyectos. Existe incertidumbre en el proceso electoral, lo cual podría afectar la forma en que se desarrollen los proyectos durante este año y el otro.

Como sector construcción estamos convencidos en que el trabajo en conjunto con la academia, sociedad civil y sector público nos permitirá hacer frente a los retos actuales y a construir el país que todos queremos.

Un cordial saludo.

Juan Carlos Salazar

Vicepresidente de Anacovi

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0