Uso de materiales de calidad para evitar desastres en Guatemala

Uso de materiales de calidad para evitar desastres en Guatemala

La ciudad da la bienvenida a MUVIS
Impacto económico de la Ley de Interés Preferencial
Retos y oportunidades del sector construcción

La utilización de materiales que cumplan con las normas de calidad en el país previene desastres y brinda seguridad a las personas.
Ing. Luis CanáFFACSA | Sector ICS

Hasta 1976 el material de construcción que más se utilizaba en el territorio guatemalteco era el adobe, sin embargo, luego de la tragedia ocurrida que dejo más de 20 mil muertos y miles de casas destruidas el sistema de construcción cambio radicalmente. Hoy en día gran parte de la construcción tanto urbana como rural se realiza con mampostería confinada, es decir, con bloques de concreto liviano.

Para que una construcción sea de calidad debe tomarse en cuenta tres aspectos:

1. La calidad de los materiales,

2. El lugar de la construcción, y

3. La experiencia de la mano de obra.

Luego del terremoto ocurrido en San Marcos en el 2012, expertos de la Asociación Guatemalteca de Ingeniería Estructural y Sísmica (AGIES) y del Earth Engineering Research Institute (EERI), realizaron una investigación de campo y llegaron a la conclusión que una de las causas principales del desastre fue la utilización de bloques de concreto con resistencias por debajo de los mínimos requeridos. Dichos bloques fueron incapaces de resistir los movimientos telúricos, haciendo que muchas edificaciones colapsaran o sufrieran severos daños.

Debido al alto déficit de vivienda, en nuestro país existe una gran cantidad de productores de bloques de concreto, sin embargo, debido al alto porcentaje de economía informal, mucho de estos fabricantes no ofrecen productos de calidad con garantía; más bien, se enfocan en hacer productos de bajo costo.

Desde el  2012, existe una norma técnica que fue elaborada por un comité multidisciplinario integrado por ingenieros, fabricantes industriales (GREBLOCK), el Instituto del Cemento y de Concreto de Guatemala (ICCG), AGIES, Cementeras, Universidades y CONRED, dicha norma indica las especificaciones técnicas mínimas que debe cumplir los bloques dependiendo del tipo de edificación.

La norma COGUANOR NTG-41054 clasifica los bloques en tres tipos: A(azul), B(rojo), C(verde) para una fácil identificación de parte del cliente, cada tipo está destinado a un uso específico en la construcción, y debe apegarse a lo indicado por la normativa.

A pesar que existe dicha norma, mucha de las construcciones que se realizan en el interior del país, y que no cuentan con la supervisión de un profesional aún siguen utilizando productos que no cumplen la norma, esto se debe principalmente a falta de conocimiento y falta de una institución o ente que supervise el cumplimiento de las normas COGUANOR. Falta camino por recorrer, pero si todos los sectores nos unimos con una misma visión el futuro del país puede construirse más sólido.

*Fotografía Sismo: un riesgo latente para Guatemala y su maltrecha infraestructura. Autor: Denis Aguilar. Diario la Hora. www.lahora.gt

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0