Gestión de personas, un reto permanente…

Gestión de personas, un reto permanente…

Mejores prácticas de gobierno corporativo
El cambio: una cuestión más de adopción, que de adaptación
¿Cómo tomar decisiones sostenibles?

Factores como redes sociales, inteligencia artificial, rotación de personal, agilidad organizacional, entre otros han cambiado el mundo laboral y hace que la gestión de personas sea un reto permanente.
Lic. José Antonio García
Director de Change Americas Guatemala

Muchas veces me han preguntado qué es lo complejo de trabajar con personas, y mi respuesta es: “las personas”. Pareciera una respuesta trillada o fuera de contexto, pero es que de verdad somos seres complejos.

Históricamente la forma de “gestionar” a las personas dentro de las organizaciones ha tenido una serie de cambios y ha evolucionado, desde la primera revolución industrial; a la ahora cuarta revolución industrial en puertas.

En la actualidad, existen una serie de factores que han cambiado el mundo laboral, como consecuencia lo que allí sucede y especialmente el enfoque en las personas, si bien lo sostienen los practicantes de la teoría humanista “no son un recurso”; pero si son un factor determinante en el resultado esperado.

Elementos para considerar: Incorporación de propuestas tecnológicas, redes sociales, big data, inteligencia artificial, presencia de al menos 4 generaciones distintas, cultura empresarial que se resiste a cambiar, mayor rotación voluntaria, enfoque en el cliente, modelos de trabajo freelance, incorporación de la robótica, movilidad digital, agilidad organizacional, para mencionar algunos.

El nuevo entorno laboral será según tendencia: generación de competencias diferentes, profesiones que aún no han sido inventadas, Ciclos cortos de enseñanza aprendizaje, modelos educativos asociados a las demandas de las empresas, flexibilidad en las jornadas de trabajo, reducción del numero de horas semanales, trabajo en casa, uso de analitycs, espacios colaborativos, entre otros.

Los “nuevos” retos: generar organizaciones de aprendizaje, formación en competencias digitales, en los próximos años la convivencia de robots con humanos, la escasez de oferta de mano de obra con habilidades concretas, ser “responsables socialmente”, ofrecer un sentido al trabajo que se realiza, remunerar por resultados, generar una experiencia de trabajo, la retención del talento, la velocidad con la que cambia el conocimiento y se vuelve obsoleto, a esto podríamos sumar unos cuantos más…

Estos retos y características no son asociadas a la unidad que funcionalmente atiende la gestión de las personas, deben ser una preocupación y acción inmediata de todo el mundo empresarial, el tiempo de ir incorporando prácticas diferentes es ahora, la velocidad del cambio es imprevisible, las organizaciones deben rediseñarse para poder adoptar prácticas que garanticen su existencia y competitividad ante estas condiciones del mundo laboral.

Tomando en cuenta lo anterior y de cara al año 2030, menudos retos para estos tiempos, y mayores retos para los tiempos que están por venir…

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 3