Sector Construcción continúa con pie firme

Sector Construcción continúa con pie firme

¿QUÉ PUEDE PASAR CON LA ECONOMÍA DEL PAÍS EN 2018?
¿Cuánto de las remesas va a la construcción?
Cámara Guatemalteca de la Construcción promueve la transformación de liderazgo organizacional a través de la ética empresarial y cumplimiento

El Banco de Guatemala
(Banguat), realizó un reajuste de sus indicadores económicos proyectados para el presente año y posicionó al gremio de la construcción como una de las industrias más pujantes con un estimado de 4,9% de crecimiento para el presente 2019.

Redacción Revista Construcción

El sector construcción en Guatemala se ha caracterizado por ser uno de los más activos en la economía y que aporta a la generación de empleo y desarrollo del país. Para este 2019, las expectativas han sido favorables y debido al incremento en la actividad constructiva las perspectivas después del primer trimestre se han incrementado mejorando los indicadores.

De acuerdo con la última actualización y reajuste que realizó el Banco de Guatemala (Banguat), en sus indicadores económicos, el sector construcción estaría registrando para el presente año un crecimiento del 4,9% sobrepasando el 3,7% que creció durante 2018 y las proyecciones de crecimiento que los situaban en 2,9% para 2019.

Esto responde a una tendencia que se comenzó a evidenciar desde el último trimestre de 2018, cuando el sector construcción registró un crecimiento trimestral de 4,4% y los proyectos en construcción comenzaron a incrementarse principalmente en la Ciudad de Guatemala.

Hay un poco de preocupación por las elecciones y el escenario político, pero se estima que será un buen año para el sector. El reajuste del Banco de Guatemala se debe principalmente a la inversión privada en segmentos de vivienda y comercio, resaltó el presidente de la Cámara Guatemalteca de la Construcción (Construguate), Javier Ruíz.

La construcción se encuentra en estos momentos en una de sus mejores etapas en Guatemala, ya que hay bastante demanda de proyectos inmobiliarios y a la vez existe la confianza y el interés de los inversionistas privados por desarrollar este tipo de obras. A criterio de Ruíz, el principal motor del sector construcción en la actualidad es el capital privado y han dejado de depender de la obra pública.

Otro de los aspectos que sin duda resultan ser importantes, es que por ser año electoral el Gobierno y las Municipalidades aceleran la ejecución de obras de infraestructura, algo que indirectamente impacta también en el crecimiento de la industria constructiva.

“Usualmente los años electorales se caracterizan por tener elevados niveles de ejecución, especialmente en obra pública, como una manera de mostrar resultados”, aseguró el analista económico David Casasola del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (CIEN).

Además, indicó que si bien el proceso electoral crea dinamismo para el sector construcción durante el año en que se desarrolla, también hereda cierto dinamismo para los próximos años con la aprobación de proyectos incluidos dentro del Presupuesto General de la Nación, algo que para este 2019 aún está por verse.

Las inversiones en proyectos constructivos son evidentes en la ciudad, en donde se puede observar numerosas obras en desarrollo. “Esta actividad económica representa empleo y recursos destinados para inversión, el desafío es atender la demanda insatisfecha por ejemplo en estratos sociales de vivienda”, enfatizó Casasola.

Licencias y Permisos

A criterio del experto del CIEN, Guatemala todavía tiene un mercado con potencial para crecer en materia inmobiliaria como parte del proceso natural y normal de urbanización de la ciudad. A esto se suma que existen aún zonas con bastante potencial para desarrollos constructivos dentro del perímetro urbano y que comienzan a emerger como polos de inversión.

De acuerdo con el Concejal IV de la Municipalidad de Guatemala, Lic. Héctor Flores, solo durante lo que ha anscurrido del año esa institución ha autorizado más de 2 millones de metros cuadrados de construcción; entre nuevas obras, remodelaciones y ampliaciones, lo cual demuestra que la actividad constructiva continuará con pie firme durante los meses que restan de 2019.

A criterio de Ruíz, existen muchos inversionistas que comenzarán sus obras tras los resultados del proceso electoral y esto podría provocar que el segundo semestre de 2019 sea más agresivo en la actividad económica de la construcción.

En la actualidad los procesos de licencias y permisos también registran mayor agilidad y se resuelven en menos tiempo, algo que ayuda a que los desarrolladores puedan tener luz verde para iniciar sus obras. Solo durante finales de 2018 y principios de 2019, la Municipalidad de Guatemala emitió más de 50 licencias de construcción según datos oficiales.

El Índice de Confianza del Sector Construcción comienza a registrar incremento debido a la estabilidad y dinamismo. Así mismo, el crédito al sector construcción se proyecta a obtener buenos resultados durante el presente año.

 

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 2