Planes de  Ordenamiento  Territorial:  Competitividad,  desarrollo y  sostenibilidad

Planes de Ordenamiento Territorial: Competitividad, desarrollo y sostenibilidad

La infraestructura del agua y la civilización maya: enseñanzas para el siglo XXI
La ciencia ficción se ha vuelto realidad
“Un crecimiento más ordenado reduce la huella ambiental”, Antonio Aguilar

Un total de 92 municipalidades han aprobado el Plan de Ordenamiento Territorial (POT) y 28 implementan acciones este año como parte de un plan piloto bajo la metodología de la Anam. Santa Catarina Pínula, Villa Nueva, Ciudad
de Guatemala; Salcajá, Quetzaltenango y Pachalum, Quiché han destacado con sus propias propuestas.

REDACCIÓN

REVISTA CONSTRUCCIÓN

Guatemala se encuentra atravesando momentos complicados en materia de movilidad y desarrollo urbano, lo cual, repercute directamente en la competitividad económica del país, con grandes urbes desarrolladas sin una planificación adecuada y una actividad económica focalizada en la ciudad capital.

Sin embargo, se comienzan a ver esfuerzos por enmendar el camino y avanzar hacia Planes de Ordenamiento Territorial (POT) que permitan generar competitividad, desarrollo económico y sostenibilidad. El reto es grande, pues corregir errores es más difícil que planificar adecuadamente, pero según expertos los beneficios son a futuro y a nivel país.

De acuerdo con la Asociación Nacional de Municipalidades (Anam), en la actualidad 92 comunas han aprobado por sus Consejos Municipales un POT y 28 se encuentran ejecutan-do acciones como parte de un plan piloto implementado bajo una metodología definida por esa institución.

Sin embargo, existen otras comunas que han implementado sus propios Planes de Ordenamiento y han destacado por sus logros, como: Santa Catarina Pínula, Villa Nueva, Ciudad de Guatemala; Salcajá, Quetzaltenango y Pachalum, Quiché.

El ordenamiento territorial contribuye a mejorar el desarrollo económico de una circunscripción municipal, aumentando la competitividad a nivel país y aportando también a temas de sostenibilidad.

POT: Metodología Anam (Pasos)

1. Aprobación del Concejo Municipal
2. Capacitación del equipo técnico
3. Determinación de límites municipales
4. Actualización y/o creación de zonificación y nomenclatura
5. Realización de BIG y/o Censo municipal
6. Inventario de equipamiento urbano y servicios municipales
7. Análisis de riesgos
8. Diagnóstico de la situación actual y uso del suelo
9. Propuesta de reglamentos, normas y procedimientos
10. Realización de reglamento, normas y procedimientos
11. Revisión y aprobación del documento final

POT, un camino largo

La implementación de un POT no es un camino fácil de recorrer y los resultados se ven con el tiempo. Ejemplo de ello, son las municipalidades del área metropolitana que han impulsado un ordenamiento desde hace varios años atrás y que los beneficios de ello comienzan a verse.

El proceso para comenzar a tomar acciones, según la metodología trabajada por Anam, puede durar hasta dos años. “Ordenamiento Territorial no es simplemente el espacio geográfico que ocupa el territorio, sino también tomar en cuenta la simbiosis entre el territorio y sus habitantes”, explicó el secretario de coordinación de esa institución, Juan Carlos Garrido.

En este sentido, si bien el tema de desarrollo inmobiliario es importante, no es el único tema a tomar en cuenta dentro de un POT, existen aspectos más profundos como la definición de zonas de riesgo, zonas de reserva, recarga y descarga hídrica, zonas de reforestación, utilización del suelo, entre otros aspectos.

El entrevistado señaló que el Plan de Desarrollo Municipal (PDM), de una comuna depende directamente de la existencia de un POT y así lograr un desarrollo ordenado.
“Si no se tiene el diagnostico del municipio e identificadas sus potencialidades, ocurre lo que se tiene hoy en día, municipios que están creciendo de manera desordenada sin reglas claras sobre urbanización con zonas mixtas sin nin-gún control y espacios públicos inadecuados o ausentes”, señaló Garrido.

Para el investigador de Fundesa, Jorge Benavides, se debe “repensar la figura metropolitana” como una instancia ad-ministrativa más allá de la jurisdicción del municipio y una planificación de polos de desarrollo policéntricos. Resaltó como casos interesantes de analizar el proyecto de Clústers Urbanos de la Municipalidad de Guatemala y las dife-rentes acciones desarrolladas en Salcajá para convertirse en una Smart City.

Ciudad Guatemala: Un caso
complejo

La ciudad de Guatemala aprobó en 2008 su Plan de Orde-namiento Territorial, 11 años después de emprender este camino se ha convertido en un referente sobre las acciones a desarrollar para mejorar la vida de los ciudadanos, aun que la percepción continúa siendo otra.

La complejidad de actividades que se desarrollan en la ciudad y su extensión territorial, se han convertido en los principales retos. De acuerdo con el jefe edil, Ricardo Quiñónez, el 85% del comercio y servicios del país se concentra en la capital, 1,8 millones de ciudadanos reside allí y 1,7 millones ingresan todos los días de municipios de la peri-feria a sus lugares de trabajo y estudio.

Las acciones que han desarrollado se enfocan principalmente en el ordenamiento del uso del suelo, evitar el crecimiento asentamientos humanos en zonas de alto riesgo y sobre todo resolver los problemas de movilidad urbana por medio de sistemas de transporte público y obras para agilizar el tránsito.

 

 

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0