Planes de Ordenamiento Territorial una ventaja para los Municipios para la atracción  de la inversión

Planes de Ordenamiento Territorial una ventaja para los Municipios para la atracción de la inversión

Importancia de las Alianzas Público- Privadas para las Smart Cities
Evolución en el mercado inmobiliario en Guatemala
La infraestructura del agua y la civilización maya: enseñanzas para el siglo XXI

Guatemala atraviesa actualmente el proceso electoral, en el cual los diferentes partidos políticos inician con la socialización de sus planes de gobierno, asimismo los candidatos a las alcaldías enfocan sus propuestas para solucionar problemas dentro de los municipios que desean representar. Problemas como la movilización, urbanismo, entre otros.

Sin embargo, al analizar las diferentes propuestas de los candidatos actuales, no vemos que incluyan un plan estratégico para incrementar el desarrollo de proyectos de construcción a través de mecanismos que hagan interesante la inversión en sus municipios.

Es importante hacer énfasis, en que las licencias de construcción deben de empezar a formar una parte importante de los ingresos en las municipalidades, debido que adicional al pago que cada proyecto realiza al momento de tramitar su respectiva licencia de construcción, dichos proyectos también generan un beneficio adicional para las municipalidades a través del Impuesto Único sobre Inmuebles (IUSI), el cual se vuelve un ingreso constante anual para las municipalidades que ayuda a que puedan contar con ingresos necesarios para que puedan invertir en mejoras para el municipio.

Por lo anterior, las municipalidades deben contar con reglamentos claros y de sencilla aplicación, para motivar a que inversionistas puedan acercarse al municipio, debido que es evidente que la tendencia en la actualidad apunta a una descentralización, lo que genera que la población desee retornar a las distintas zonas urbanas del país, con el propósito de buscar estar conectada a la industrialización mejorando sus fuentes de ingreso o en áreas de desarrollo para mejorar su calidad de vida a nivel social, económico y educacional.
Un dato importante a mencionar, es que a partir de 2007 el mundo paso a ser más urbano que rural, y desde el 2012 Guatemala se sumó a esta tendencia. Según proyecciones para el 2032 más del 80% de la población será urbana.

Esta importante migración hace que las municipalidades tomen un rol protagónico para regular el desarrollo de los proyectos de construcción dentro de sus municipios, a través de sus planes de ordenamiento territorial, que al momento de su implementación cumplan con su fin y se desarrollen proyectos de forma ordenada, planificada y atractivos para la inversión. Las ciudades por su naturaleza son complejas y por ello, dentro de los planes de ordenamiento territorial se debe tomar en cuenta la forma del municipio, la dinámica de sus actividades económicas, ambientales y sociales, entre otros.

El plan de ordenamiento territorial es el proceso mediante el cual se orienta el desarrollo integral de un territorio, para mejorar su calidad de vida de su población, delimitando áreas de desarrollo según su vocación y que lleva consigo los planes de inversión municipal para poder cubrir los espacios públicos que necesita la población.
En virtud de lo anterior, consideramos que los planes de ordenamiento territorial de los municipios, deben regular 5 áreas básicas: espacios públicos, movilidad, infraestructura, equipamiento urbano y el uso del suelo.
Recordemos que las zonas urbanas mejoran los ingresos de las personas, beneficiando su calidad de vida, mejorando la eficiencia de los servicios básicos como transporte, agua potable, drenajes y sanidad y mejorando la productividad debido a la especialización de los trabajos.
En virtud de lo anterior, los planes de ordenamiento territorial deben contar con estrategias para desarrollar el entorno del municipio de una manera más sostenible, lo que trae consigo como efecto secundario mayor seguridad.

Por consiguiente, desde la Asociación Nacional de Constructores de Viviendas (ANACOVI) exhortamos a las municipalidades que aún no tienen un plan de ordenamiento territorial, que inicien con el estudio, planificación y ordenamiento de su municipio, mediante una visión hacia el futuro que defina el marco técnico, legislativo, financiero y social dentro del cual se
desarrollarán las acciones
concretas a realizar.

Sin embargo, el primer paso para llegar a una ciudad inteligente son los planes de ordenamiento territorial, que permiten el desarrollo integral de los territorios y puedan responder a la transición de lo rural a lo urbano.

 

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0