Crédito al sector  construcción sigue al alza

Crédito al sector construcción sigue al alza

Evolución en el mercado inmobiliario en Guatemala
Innovación en el desarrollo inmobiliario
Las ciudades en que queremos vivir

La notable y constante actividad del sector construcción diferentes sectores del país y principalmente en el desarrollo de proyectos inmobiliarios han influenciado en un crecimiento del 28,1% hasta abril del presente año en el crédito a estos dos rubros.

REDACCIÓN

REVISTA CONSTRUCCIÓN

Los niveles de crédito al sector construcción continúan con una marcada tendencia hacia el alza, lo cual según expertos es el reflejo de un sector económico bastante activo y que cada día se robustece más.

De acuerdo con cifras oficiales de la Superintendencia de Bancos (SIB), hasta abril del presente año el crédito al sector construcción habría registrado un 5.9% de incremento durante el último año y sumando el crédito al sector inmobiliario (para compra de bienes inmuebles), alcanzando un nivel del 28.1%.

Según las estadísticas, el crédito al sector construcción representa Q.11,972 millones a comparación a los niveles alcanzados durante 2018 que fueron de un 4.4% equivalentes a Q.11,303 millones.

Del total del crédito inmobiliario y constructor; 42% fue destinado para el segmento comercial, 6% para oficinas, 11% para vivienda horizontal, 16% para vivienda vertical, 2% para proyectos de uso mixto, 8% para actividades relacionadas a esta industria y 15% para otros rubros.
Para la coordinadora del departamento de investigación económica de la Asociación de Investigación y Estudios

Sociales (ASIES), Claudia García, el crecimiento proyectado para el sector construcción y los niveles en alza en el crédito para esta industria se le atribuyen a la agilización en los tramites de la construcción por medio de la Ventanilla Única para la Construcción, proyecto impulsadopor Cámara Guatemalteca de la Construcción, lo cual ha provocado la autorización de nuevas obras en menos tiempo.

“Estos factores están provocando que existan más proyectos que atender y si vemos el crédito general al sector privado ha tenido un buen desempeño durante 2019 y esto tendría que verse reflejado en un mediano plazo en mejor indicadores de crecimiento del sector”, afirmó.
En el caso de la construcción y el segmento inmobiliario, el alza en el crédito podría incentivar más la inversión y como motor económico en el país generar mayor crecimiento y fuentes de empleo.

Para mayo de 2019 el crédito al sector privado en general habría registrado un crecimiento del 6,9%, reflejando que la industria constructiva se mueve al mismo ritmo. “Es favorable porque se crean fuentes de trabajo, se atrae más inversión y genera otras actividades a la par de lo que implica el sector construcción”, indicó García.

De acuerdo con la SIB, la cartera de crédito para el segmento inmobiliario sumó hasta mayo de 2019 un total de Q.12,222 millones en créditos hipotecarios para vivienda incluyendo lo reportado por el sistema bancarios, financieras y entidades fuera de la plaza. Por otro lado, el total del crédito para el sector privado asciende a más Q.187,106 millones.
Las zonas con mayor desarrollo inmobiliario continúan siendo las zonas 4, 9, 10, 14, 15 y 16, existiendo una marcada tendencia en el cambio de uso del suelo en las zonas 11 y 12 de la ciudad, las que están pasando a ocupar un potencial importante para la construcción de vivienda vertical.
El total de créditos hipotecarios para vivienda reportados a la SIB por el sistema bancario, suma 32,000 y de estos la gran mayoría son financiamiento de Q.100,000 hasta Q.500,000, con un total de 17,255 créditos; le sigue de cerca el rango de Q.500,000 hasta Q.1 millón con 6,423 créditos.
En el caso de los plazos para pagar, la gran mayoría de créditos, es decir un total de 27,322 se encuentran en el rango de más de 72 meses para pagar, tomando en cuenta que mayoría de créditos para vivienda se otorgan por hasta 25 años.
Las tasas de interés muestran ante la demanda de este tipo de financiamientos una tendencia leve de disminución, lo que provoca un escenario adecuado y atractivo en la industria. De acuerdo con las estadísticas de la SIB, se encuentra hasta finales de mayo de 2019 en un promedio de 7.78% para el departamento de Guatemala y se encontraba a finales de 2018 en un 8.17%.
Según explicó el jefe de inteligencia de negocios de banca empresas de BAM, Carlos Ortiz, el crédito inmobiliario se concentra en un 30% en la Ciudad Capital y un buen porcentaje esta distribuido en Villa Nueva, Mixco, Santa Catarina Pínula y San José Pínula.
Además, resaltó que el área urbana comprendiendo los departamentos de Guatemala y Sacatepéquez, es en donde en la actualidad se concentra el mayor porcentaje de inversión en proyecto y desarrollos inmobiliarios.

Sector pujante

El último ajuste al alza realizado por el Banco de Guatemala (Banguat), de las proyecciones de crecimiento para el sector construcción lo situó en un 4,9%, incrementándose dos puntos porcentuales de lo previsto a principios de año, esto debido a la constante actividad constructiva que se puede observar, principalmente en la zona central.
Durante 2018, la industria de la construcción registró un crecimiento del 3,7%.

 

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0