Fachadas ventiladas  de gran formato –  Autolimpiantes y  Sostenibles

Fachadas ventiladas de gran formato – Autolimpiantes y Sostenibles

Impacto de la maquinaria en la productividad del sector
Nuevas tendencias entre millennials y el mercado inmobiliario
Impacto del Project Management en los desarrollos inmobiliarios

Por: Mario Raúl Salazar
Samboro S.A. / Sector ICS

Las fachadas ventiladas son sistemas de cerramiento adicional a la estructura de soporte de una edificación, con una capa aislante anclada al muro y un recubrimiento exterior. Luego de colocar un soporte adicional a la fachada portante original y adherir a este soporte un revestimiento relativamente delgado, que produce un distanciamiento entre ambos; este espacio o separación del revestimiento adicional y la fachada original provoca el “efecto chimenea”. Este espacio debe de ser mínimo 2.5 veces mayor al espesor del material utilizado para el revestimiento.

Las fachadas ventiladas poseen un sin fin de beneficios, pero los más importantes son: protección contra los agentes atmosféricos, mejora la imagen del edificio, provoca una circulación de aire con el efecto chimenea, provoca aislamiento térmico, da protección solar impidiendo el calentamiento en el interior del edificio, da aislamiento acústico en frecuencias medias-altas y el efecto chimenea también provoca impermeabilidad.

Las fachadas ventiladas pueden presentar un ahorro energético del 25% a 40%. Durante los meses calurosos el aire fresco que se genera en el interior de la cámara, mediante el efecto chimenea, impide que la temperatura interior aumente; en invierno la tendencia es inversa. Además, el aire que circula en la cámara, efecto chimenea, favorece la eliminación de cualquier residuo de agua o vapor; garantizando así el aislamiento térmico.

Existen varios tipos de anclajes para realizar una fachada ventilada, entre ellos podemos encontrar:

1. Sistema oculto con adhesión longitudinal: Esta opción consta de un sistema de apoyo oculto que usa un adhesivo químico elástico de manera longitudinal, con un soporte vertical de perfiles en forma de T o L, bajo normativas EN 755-2 y EN 1999-1-1.

2. Sistema de fijación mecánico visto: Este sistema está compuesto por una estructura metálica autoportante para fachadas ventiladas, diseñado para soportar revestimientos cerámicos de diferentes formatos y espesores. Ha sido desarrollado en un sistema visto de fijación mecánica compuesto por soportes, perfiles verticales en forma de T o L y grapas de seguridad donde descansa el revestimiento. Estas grapas son fabricadas según la norma EN 10088.

3. Sistema de perfilería oculto mixto: Es un sistema de perfilería longitudinal oculto mixto (químico y mecánico) que trabaja por la compresión ejercida por el sistema en la parte trasera del revestimiento. El revestimiento, de baldosa, es industrialmente mecanizado con un perfil longitudinal en la parte superior e inferior. Estos perfiles metálicos constituyen el mecanismo donde cuelgan las baldosas y resulta muy beneficioso ya que la extracción y reemplazo de las piezas con este sistema es muy sencillo.

Para la conservación del medio ambiente se ha lanzado al mercado un tratamiento revolucionario en las fachadas. Este tratamiento de base acuosa y nano partículas de dióxido de titanio que se rocían sobre la superficie de los grandes formatos crea un efecto fotocatalítico, autolimpiante y descontaminante. De esta manera se consigue un auto limpiado constante de las fachadas, reduciendo también los agentes contaminantes y mejorando por tanto la calidad del aire. La tecnología crea superficies autolimpiantes que purifican el aire mediante dos procesos fundamentales: fotocatálisis y superhidrofilia.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0