La fianza entre empresas privadas, una garantía efectiva para proteger la rentabilidad y la competitividad de las empresas

Importancia de la ética en la competitividad empresarial
De la sostenibilidad a la competitividad
Plan Nacional de Competitividad e Inversión 2020- 2024

Ciertamente existen múltiples riesgos de por los cuales las empresas deben asegurarse para evitar potenciales daños materiales o pérdidas humanas. Es por ello que frecuentemente primero pensamos en los seguros que protegen a los bienes o al personal de las empresas.

Pero existen otros riesgos que las empresas también deben mitigar, especialmente aquellos que puedan causar una interrupción a la continuidad del negocio y a la rentabilidad de la empresa.

Las empresas generan una gran variedad de relaciones contractuales de negocios entre sí para ayudarse a lograr sus particulares propósitos de negocio: Por una parte, está la empresa que requiere comprar bienes o contratar los servicios de otra para lograr un objetivo de negocio específico. En contraparte, ésta segunda empresa, al entregarle dichos bienes o servicios a la primera, espera obtener una ganancia.

¿Qué es un seguro de caución o fianza?

El fiel cumplimiento a las condiciones del contrato por el proveedor de un producto o servicio a quien lo contrata es lo que permite el éxito al negocio mutuo. De lo contrario, se incurre el riesgo de una pérdida económica y esta es precisamente la razón por la que las fianzas juegan un papel de gran importancia para las empresas.

El seguro de caución, o fianza, es un contrato mercantil por medio del cual una compañía aseguradora se compromete a responder por las obligaciones contractuales de otra persona o empresa – referida comúnmente como el fiado o asegurado – ante el acreedor de dichas obligaciones – referido como el beneficiario. La fianza es, por ende, un contrato accesorio a una obligación principal.

¿De qué riesgos se puede proteger a una empresa el contar con una fianza?

En el caso de las fianzas entre empresas privadas es de especial interés observar detenidamente los riesgos a los que se expone una empresa que requiere contratar a otra, ejerciendo el papel de beneficiario de la póliza de fianza. Esta empresa es la que recibirá la indemnización de la aseguradora en caso de un reclamo por el incumplimiento de la empresa contratada.

Existen diversos tipos de fianza que sirven para proteger al beneficiario de potenciales riesgos económicos de sus relaciones contractuales con proveedores, entre estas destacamos algunas de las más relevantes:

Sostenimiento de Oferta o Cotización

Es evidente que ningún negocio logrará la rentabilidad esperada si se incumplen los términos originales cotizados por el proveedor. La fianza de sostenimiento de oferta garantizada que se mantengan invariables las condiciones de la oferta recibida por un potencial proveedor hasta su formal contratación.

Uso de Anticipos Monetarios

Un potencial riesgo es el atraso en el cumplimiento de un contrato derivado de la falta de liquidez del contratista. Para esto muchos contratos especifican el otorgamiento de anticipos monetarios. La fianza de anticipo garantizado el uso exclusivo y correcto de un anticipo monetario recibido por la empresa contratada. Esta mantiene su vigencia hasta la total amortización del monto recibido.

Cumplimiento de Contrato

Quizás la principal razón por las demandas legales entre empresas es el cumplimiento de obligaciones contractuales. Adicionalmente a las pérdidas económicas que indudablemente se generan, se suman las costas legales y judiciales. Este tipo de fianza garantiza el cumplimiento de todas las obligaciones estipuladas en el contrato.

Jaime Luengo
Director de Mercadeo y Comercialización

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0