Restablecer la Confianza para Impulsar el Crecimiento Económico

Restablecer la Confianza para Impulsar el Crecimiento Económico

Presupuesto 2020 y sus Implicaciones en Políticas Públicas
Infraestructura como ruta para alcanzar el desarrollo sostenible
Plan Nacional de Competitividad e Inversión 2020- 2024

Licda. Claudia María Galán

El crecimiento del PIB mundial podría ubicarse en 2.9% este año, siendo su nivel más bajo desde la crisis financiera. Se prevé que este indicador se mantenga en tasas cercanas al 3% durante los próximos dos años, según estimaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI) a octubre 2019.

La proyección de crecimiento 2019 fue recortada a 2.9% siendo el ritmo más lento desde la crisis financiera internacional. Se observa una desaceleración desde 2017, cuando el mundo se encontraba en medio de un ciclo de crecimiento potencial.

Para 2020 se proyecta una leve mejora del crecimiento mundial con 3.4%. Mientras que el crecimiento en las economías avanzadas disminuiría a 1.7% en 2019 y 2020. En tanto que el de las economías de mercados emergentes y en desarrollo repuntaría de 3.9% en 2019 a 4.6% en 2020.

Los riesgos a la baja para la economía mundial son elevados. Las barreras comerciales y las tensiones geopolíticas, incluidos los riesgos derivados del brexit, podrían dañar la confianza, la inversión y el crecimiento. Dichas tensiones junto a la incertidumbre en torno de políticas internas, podrían afectar negativamente el repunte proyectado del crecimiento de las economías emergentes y la zona del euro.

En este sentido, es importante buscar mecanismos que coadyuven a reducir las barreras comerciales con acuerdos que pongan freno a las tensiones geopolíticas.

Estas medidas podrían fortalecer significativamente la confianza, incentivar la inversión, detener la ralentización del comercio internacional y estimular el crecimiento económico mundial.

Las economías en desarrollo necesitan políticas urgentes y coordinadas para restablecer la confianza, impulsar el crecimiento inclusivo y elevar los niveles de vida. Los países deben emprender reformas estructurales para alcanzar mayor productividad y resiliencia.

Mejora en la confianza anuncia mejores resultados para la economía

De acuerdo al Banco de Guatemala (Banguat), el crecimiento económico en 2019 podría ubicarse en un escenario central en 3.4%, 0.4% más que el alcanzado en 2018 con 3%.

Las perspectivas de crecimiento para el 2019 son positivas y podrían obedecer a una mejora en la confianza de los agentes económicos durante los últimos meses del año, tras la entrada del nuevo gobierno.

El Índice de Confianza de la Actividad Económica, se situó en 58.16 puntos siendo el resultado más alto durante los últimos dos años. Este indicador fue superior en 9.90% con respecto al registrado en octubre de 2019 (52.92 puntos), y superior en 28.47% respecto al registrado en noviembre de 2018 (45.27 puntos).

Esta mejora en la confianza de los agentes económicos muestra una mejora en las expectativas económicas con la llegada del nuevo gobierno.

Las elecciones “atípicas” con decisiones arbitrarias de las cortes respecto a los candidatos en la contienda motivaron un panorama incierto a nivel político para el país. Como resultado de ello, se observa una fuerte caída en junio 2019 con 37.52 puntos, siendo el resultado más bajo durante los últimos dos años.

Estos resultados coinciden con los resultados de la III Encuesta de Percepción Empresarial 2019 realizada por el Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras (CACIF).

Esta medición fue realizada durante el mes de noviembre con la participación de 112 empresas representadas en las nueve cámaras agremiadas al CACIF. De la muestra seleccionada, el 51.5% de las empresas son Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes).

El 58% de las compañías representadas en la muestra se ubican en los sectores agropecuario (29%), construcción (15%) y servicios (14%).

Los empresarios coincidieron con mejores resultados al cierre del año. Siete de cada 10 directivos gremiales consultados, coincidieron con estabilidad en el empleo y un 60% proyectó estabilidad en la actividad económica. Mientras que tres de cada 10 estimaron mayor crecimiento en las ventas y en la actividad económica para el IV trimestre del año.

Este optimismo podría obedecer a un ambiente con mayor certeza con la llegada del nuevo gobierno y mayor confianza percibida por los agentes económicos para reactivar la economía con la generación de más inversión y empleo para el país.

Retos para el nuevo gobierno

El funcionamiento de una sociedad y su economía se basa en la confianza. Este elemento clave permite que los agentes se relacionen con otros y hagan negocios creando renta y riqueza.

Las relaciones institucionales unidas a la confianza, representan el capital social, principal activo para el desarrollo de un país. El clima social es un activo en el que hay que invertir, no sólo para mejorarlo y contribuir al crecimiento económico, sino para no perderlo en épocas complejas a nivel político.

De cara al nuevo gobierno, el 54.4% de los empresarios consultados en la encuesta anteriormente mencionada, expresó que esperan que la economía crezca. Mientras que un 42% espera estabilidad con las nuevas autoridades, y solamente el 3.9% considera que la economía podría decrecer en 2020.

Sin embargo, prevalecen retos importantes a los cuales la nueva administración deberá prestar especial atención para cumplir con su plan de reactivación económica. El 70% de los empresarios, consultados en la encuesta mencionada, señaló que los tres principales retos son la seguridad jurídica (29%), la gobernabilidad (21%) y el fortalecimiento institucional (20%).

La confianza institucional se fundamenta en la aplicación de un marco legal que brinde certeza a las personas desde sus decisiones económicas y financieras, como el resto de ámbitos de su vida personal.

En este sentido, es importante adecuar el marco jurídico para garantizar esta certidumbre, y más que nuevas leyes, que las existentes se apliquen y cumplan.

El marco legal y el Estado de Derecho permiten que prevalezca la ley, más allá de principios de buena fe.

La certidumbre jurídica es el vehículo para la creación de condiciones que posibiliten la actividad económica, fundamental requisito para el crecimiento económico, siento la principal función de los gobiernos.

 

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0