Instalación de alcantarillas termoplásticas para drenajes

Instalación de alcantarillas termoplásticas para drenajes

Importancia de las Normas de Materiales de Construcción
Normativas y Calidad Morteros
El acero de refuerzo protege la vida

Ing. Luis García Villeda
Durman Guatemala

Las alcantarillas y los colectores son conductos cerrados que se instalan generalmente por debajo de las obras de infraestructura y forman parte importante en las obras civiles para el manejo de aguas pluviales, sanitarias y otros fluidos los cuales, pueden trasegarse como un flujo presurizado o por gravedad. Los conductos cerrados son conocidos como tuberías, estas pueden ser fabricadas de distintos materiales en concordancia con su uso y aplicación. Las tuberías plásticas o termoplásticas son fabricadas mediante un proceso de calor y su estructura es conformada con paredes internas lisa y con pared exteriores las cuales pueden ser lisas, corrugadas y nervuradas o celulares con refuerzos metálicos para mejorar sus propiedades mecánicas.

El desempeño de las tuberías termoplásticas particularmente utilizadas para trasiego de flujos por gravedad está relacionado con dos aspectos básicos que enmarcan su prestación de servicio y durabilidad como alcantarillas propiamente dicha o como sistema de alcantarillas. El primer aspecto es la hermeticidad del acople relacionado a la prestación del servicio requerido para sistemas de alcantarillado y el segundo aspecto es la interacción con el suelo circundante íntimamente relacionado con la durabilidad del sistema de alcantarillas.

La hermeticidad de las tuberías termoplásticas está relacionada con el almacenamiento, transporte, manejo, e instalación de las tuberías, específicamente con la manipulación de los acoples, los cuales generalmente son con junta con empaques elastómeros o con acoples con juntas cementadas. Las tuberías con juntas rápidas cuentan con empaques que deben estar protegidos debidamente del intemperismo, como la radiación ultravioleta, la humedad y el polvo, por ello, deben contar con una cinta protectora y en el momento de la instalación deberá tener el cuidado de utilizar un lubricante para empaques elastómeros o grasas y mantecas de origen vegetal, siendo como un lubricante biodegradable cuya acción es adecuada en el momento del acople de las tuberías debiendo lubricar de igual forma ambos lados tanto la espiga donde está el empaque como su campana. El principal factor a considerar es la limpieza del acople, evitando objetos extraños y manteniendo la campana y la espiga de los tubos lo más limpio posible, para ello se recomienda lavar con agua y secar el acople previo a efectuar la unión de las tuberías. El uso de grasas y/ aceites de origen mineral o derivados del petróleo, deben evitar su utilización ya a que comprometen la durabilidad del empaque elastómero y se produce una pérdida de hermeticidad en el acople.

Las tuberías termoplásticas cuyo método de acople es por junta cemenantana, deberán tener las mismas precauciones de almacenaje transporte y colocación que las tuberías plásticas sustituyendo el lubricante por el cemento solvente adecuado. Las primeras acciones para preparare la instalación es ensayar la unión de las tuberías limpiando la espiga y campana, limpiar de cualquier objeto extraño, lavar con agua y secar las superficies y posteriormente el proceso de aplicación del cemento solvente a la campana y espiga para efectuar la unión de las tuberías. Las acciones de cemento solvente son preparar las superficies y actuar como un lubricante y posteriormente efectuar la fusión entre ambas superficies. Es importante en este tipo de juntas considerar el fraguado inicial ocurre durante las primeras 4 horas de efectuar la unión y el fraguado final ocurre a las 24 horas de haber efectuado el acople entre ambas tuberías termoplásticas.

El segundo aspecto es la interacción del suelo con la tubería, ya que el desempeño estructural de la tubería está altamente influenciado por el suelo circundante donde se alojará la tubería. Este matrimonio entre el suelo y el tubo representa la durabilidad del sistema de tuberías, debido a que la mecánica del suelo funciona como un ente estructural que suma al desempeño de la tubería. Un suelo cohesivo utilizado para el relleno compactado controlado para rellenar una tubería termoplástica visco elástica en una zanja garantiza la durabilidad de la tubería dentro del periodo para la cual fue diseñada. La norma utilizada para la instalación es ASTM D2321 “Práctica estándar para la instalación de tuberías termoplásticas enterradas para alcantarillado y otros flujos por gravedad” donde se determina el procedimiento para el relleno y compactación de las tuberías dentro de la zanja excavadas.

Una adecuada instalación de las tuberías termoplásticas considerando los dos factores citados con anterioridad se obtienen sistemas estables que soportan las condiciones de cargas a las que se encuentran expuestas repartiendo los esfuerzos cortantes de manera controlada y soportando los efectos causados por los agentes por los movimientos por los sismos que son frecuentes en la región.

 

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0