Municipalidades priorizan el desarrollo de infraestructura

Municipalidades priorizan el desarrollo de infraestructura

Apuesta por la infraestructura competitiva
Movilidad Urbana en el área metropolitana
Nuevo modelo de infraestructura propuesto por Fundesa

Durante 2020 la infraestructura será el impulso municipal hacia el sector construcción y se ejecutarán importantes proyectos.

Redacción Construcción

2020 parece ser un año prometedor en la ejecución de obra pública desde las municipalidades, sobre todo en la comuna de la ciudad capital, en donde la meta es ambiciosa y se encuentran enfocados en mejorar la infraestructura en la zona urbana más poblada del país.

Recientemente el alcalde de la ciudad, Ricardo Quiñónez, anunció que durante el primer semestre de este año estarían iniciando un total de 11 proyectos de infraestructura vial en diferentes zonas, esto como parte de una estrategia para mejorar la fluidez del tránsito.

Entre las obras que destacan se encuentra el paso a desnivel en La Chuchilla de la zona 6, uno más en la entrada a la Universidad Mariano Gálvez y finca El Zapote; cuatro pasos a desnivel en el sector de bulevar Vista Hermosa y bulevar Rafael Landivar, zonas 15 y 16 respectivamente, y tres en la calzada Atanasio Tzul.

“Estamos comenzando un periodo en el que se vienen cosas grandes para la ciudad. Vivimos en la ciudad, la estamos construyendo y es una responsabilidad de todos. La Municipalidad está asumiendo el reto”, resaltó el secretario general de la comunica, Lic. Héctor Flores.

El funcionario también explicó que al terminar el presente año, la meta es haber concluido e inaugurado un total de ocho de estos proyectos de infraestructura vial. Recordó que en la actualidad son alrededor de 1.8 millones de vecinos en la ciudad e ingresan todos los días por lo menos 1.5 millones más, provenientes de municipios vecinos.

Por otro lado, de la mano de estas obras que buscan impactar de forma positiva en agilizar el tránsito, se trabaja en otros proyectos de recapeos y mejoras en calles y avenidas, así como en el sistema de transporte articulado Transmetro.

Recientemente se inauguró la Línea 7 del Transmetro y Flores anunció que dentro de poco se estará comenzando la construcción de las paradas y readecuación de calles para la Línea 5, la cual estará ingresando la zona 5.

El directivo de la Cámara Guatemalteca de la Construcción (Construguate), Javier Ruiz, resaltó que se trata de proyectos que tienen un impacto en la ciudad y que si son necesarios. Sin embargo, indicó que “se debe trabajar en paralelo en los proyectos de sistemas de transporte masivo eficientes”.

Además, explicó que a los proyectos inmobiliarios que se construyen en la ciudad se les realiza el cobro de un “canon” para impacto vial y que la comuna logró estructurar adecuadamente el sistema para la obtención e inversión de esos fondos y así viabilizar todas las obras que han anunciado para 2020.

Alianzas necesarias

Algunos de los proyectos de infraestructura tienen que ser coordinados por medio de alianzas entre las diferentes municipalidades del área metropolitana y es así como por ejemplo existe un trabajo estrechamente relacionado entre comunas para impulsar algunas obras.

Un ejemplo de ello es el paso a desnivel que se estará construyendo al final de la 20 calle de la zona 10 e ingresó a Muxball, en donde la Municipalidad de la Ciudad cedió un terreno para que la comuna de Santa Catarina Pínula construya la obra.

De igual forma, los proyectos como Metroriel y Aerometro, que se trabajan de forma unificada entre las comunas de Mixco y Ciudad de Guatemala. “Hay que recordar que todos los proyectos de infraestructura lo que hacen es unir, están uniendo municipios y si no había comunicación entre autoridades no iba a existir ese progreso, es bueno que existan esas alianzas”, enfatizó Ruiz.

En este sentido, el investigador del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (CIEN) David Casasola, enfatizó en que se debe trabajar un plan de desarrollo territorial para que las alianzas no ocurran solo cuando coincidan autoridades afines, sino que sea algo mejor estructurado y estratégico.

Retos y prioridades

Para el coordinador del departamento de investigación y consultoría económica de la Asocicación de Investigación y Estudios Sociales (ASIES), Erick Coyoy, las municipalidades deben analizar bien las prioridades de inversión y sobre todo el impacto que tendrán los proyectos de infraestructura que se tienen previstos.

“Se debe evaluar la efectividad de los pasos a desnivel porque hay varios ya construidos que no demuestran con claridad ser una solución real al problema del tránsito. Se eliminan dos o tres semáforos, pero todos esos vehículos van a hacer cola al próximo semáforo existente”, resaltó.

Sin embargo, afirmó que son obras necesarias como parte del desarrollo y crecimiento de la ciudad, y también se debe tener en cuenta la disponibilidad de recursos. “En la actualidad el reto de las municipalidades del área metropolitana es ver como con los recursos existentes se comienzan los proyectos más prioritarios, porque esperar fondos adicionales está complicado”.

Casasola explicó que es importante que existan mecanismos de transparencia y rendición de cuentas para garantizar la calidad en la ejecución de este tipo de obras.

En relación a las fuentes de financiamiento, el experto aseguró que es necesario terminar de consolidar los esquemas de Alianzas Público Privadas, ya que tanto a nivel nacional como en el sector metropolitano, existen grandes necesidades en materia de infraestructura que no se han atendido.

¿Qué pasa con el Gobierno?

La inversión en infraestructura desde el Gobierno se ha mantenido a niveles bajos durante los últimos años, debido a la falta de recursos. Según Ruiz, durante 2019 se invirtió únicamente en mantenimiento a las carreteras y aun que la inversión fue alta, no se construyó obra nueva.

Las proyecciones para el primer año del nuevo Gobierno no parecen ser nada alentadoras y la inversión en obra pública continuará baja. “Habrá poca inversión porque es un nuevo Gobierno y eso significa nuevos procesos de licitación y una curva de aprendizaje. En resumen: tiempo caído”, expresó Ruiz.

Dentro de las asignaciones presupuestarias para 2020 existen compromisos fuertes en gastos de administración que absorben buena parte del presupuesto nacional, uno de los principales motivos por los cuales, según Coyoy, no existe disponibilidad para construcción de carreteras nuevas, por ejemplo.

“Definitivamente la infraestructura vial es necesaria en casi todos los municipios del país. En las cabeceras departamentales ya se ve el colapso de la capacidad de esta infraestructura y se debe priorizar y comenzar a tomar acciones con los recursos básicos que existen, porque el tiempo avanza”, resaltó.

Casasola comentó que es importante buscar fuentes de financiamiento alternativas y seguir explorando las posibilidades de Alianzas Público Privadas. En este sentido Ruiz también lamentó que el Congreso no haya aprobado el primer proyecta que se estaría construyendo bajo este esquema: La nueva autopista hacia Puerto Quetzal.

Recientemente el presidente de la República Alejandro Giammattei anunció una fuerte inversión en el tema de vivienda social por medio de una alianza con Taiwán, en donde se destinarán por lo menos mil millones de dólares.

La asignación presupuestaria para 2020 en el Ministerio de Comunicaciones es de Q6 mil 69.8 millones, pero existe un proceso de readecuación por problemas con las fuentes de financiamiento.

 

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0