Suspensión de Contratos Individuales de Trabajo -COVID19-

Suspensión de Contratos Individuales de Trabajo -COVID19-

CEMEX utiliza sus camiones revolvedores para desinfectar las calles de zona 3, 6, 7 y 19 para apoyar con las medidas sanitarias relacionadas con el COVID-19
Spectrum y Fundación Pantaleon donan ecofiltros a 13 centros educativos y bolsas de comida con kits de higiene y limpieza a 2,200 familias guatemaltecas y 500 adultos mayores
Procedimiento para aplicar al Fondo de Protección del Empleo

Roberto Carlos Avila – Grant Thornton Guatemala

El día domingo 22 de marzo del presente año, se publicaron unas modificaciones y ampliación al acuerdo emitido el 16 de marzo del mismo año, en los cuales por el COVID-19, se exhorta a los empleadores a efectuar las suspensiones de los contratos de trabajo, bajo las siguientes condiciones:

  • Elegir la modalidad, forma y tiempo de cada situación individual o colectiva tanto del trabajador, como del empleador en cuanto a la suspensión de contratos de trabajo.
  • Los faculta para celebrar acuerdos dentro del marco legal y que los mismos se realicen con estricto cumplimiento de los principios del derecho laboral que garantice la salud de los habitantes y que no implique ninguna clase de afección a las garantías mínimas (salarios, prestación de servicios en condiciones adecuadas y demás prestaciones) que estable el marco legal, teniendo en cuenta la conciliación, de realismo y de convencionalidad.

Sin embargo, no nos aclara ¿Qué es la suspensión de contratos?, ¿Qué modalidades existen?, ¿Qué efectos tiene para los trabajadores y empleadores?, por lo cual es necesario responder cada una de estas preguntas de acuerdo a lo establecido en nuestra legislación laboral.

Según nuestro Código de Trabajo en el artículo 65, existe suspensión de los contratos de trabajo cuando el empleador, el trabajador, o ambos dejan de cumplir parcial o totalmente por un tiempo, alguna de las obligaciones fundamentales que son: pago de salario y prestación de trabajo. Esta suspensión no implica la terminación de los contratos de trabajo, por lo cual los derechos y obligaciones derivados de estos siguen vigentes para ambas partes.

Existen cuatro clases de suspensión:

  1. Individual parcial: Se da cuando se afecta una relación de trabajo porque una de las partes deja de cumplir sus obligaciones fundamentales.
  2. Individual total: Se afecta una relación de trabajo porque las dos partes dejan de cumplir sus obligaciones fundamentales.
  3. Colectiva parcial: Una misma causa afecta la mayoría o totalidad de relaciones de trabajo en una empresa porque una de las partes deja de cumplir sus obligaciones.
  4. Colectiva total: cuando por una misma causa se afectan la mayoría o la totalidad de las relaciones de trabajo en una empresa, y el patrono y sus trabajadores dejan de cumplir sus obligaciones fundamentales.

Las causas que dan origen a esta suspensión varían en atención a el tipo de suspensión reguladas en nuestro código de trabajo, algunas de éstas son:

a) Licencias, descansos y vacaciones remunerados que imponga la ley con y sin goce de salario.

b) Enfermedades, descansos pre y posnatales, riesgos acaecidos que produzcan incapacidad temporal.

c) La prisión provisional, simple y arresto menor contra el trabajador

d) Huelga legalmente declarada o paro legal.

e) Falta de materia prima (imputable al patrono)

f) La muerte o la incapacidad del patrono.

g) Demás casos constitutivos de fuerza mayor o caso fortuito cuando tengan como       consecuencia suspender el trabajo.

Estas causas de suspensión tienen diversos efectos para el empleador y el trabajador. Sin embargo, debido a la situación que vive Guatemala la consecuencia de suspensión de trabajo que nos interesa es la última, y los efectos que esta tiene sobre los empleadores y trabajadores de nuestro país afectados por el COVID-19.

En este caso el Organismo Ejecutivo, mediante un acuerdo emitido por conducto del Ministerio de Trabajo y Previsión Social -MINTRAB- dicta las medidas de emergencia pertinentes, sin lesionar los intereses patronales y que alivien la situación económica de los trabajadores. Como sabemos estas medidas han sido dictadas ya por el presidente mediante diversos Acuerdos que contienen: el Estado de Calamidad, Toque de queda, situaciones que impiden que las actividades laborales se puedan desarrollar con normalidad.

Por ello, es necesario que para poder suspender los contratos de trabajo en una empresa por esta situación que el empleador inicie ante la Inspección de Trabajo la solicitud de aprobación para justificar la existencia de justa causa de la suspensión y que la misma se apruebe para que tenga efectos para ambas partes.

Sin embargo, al ser el derecho laboral tutelar de los trabajadores, el mismo debe interpretarse de tal modo que favorezca al trabajador y ante la situación que vive el país, no puede suspenderse el pago de salarios sin que exista un acuerdo o circular emitida por el MINTRAB, ya que podría implicar alguna clase de contingencia legal para la entidad que así lo haga. Asimismo, esta situación no puede tomarse como un periodo vacacional (salvo acuerdo expreso), ni pueden terminarse relaciones laborales sin causa justificada.

Lo recomendable ante esta situación es operar a través de medios telemáticos, siempre que se cuenten con las herramientas adecuadas para hacerlo y el tipo de trabajo lo permita, aplicar la modalidad de trabajo a tiempo parcial, o buscar acuerdos bilaterales con condiciones especiales, todas opciones contempladas en la ley.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0