Estamos conectados a la nueva era de aprendizaje

Estamos conectados a la nueva era de aprendizaje

DUO: una propuesta de vivienda única en Ciudad Nueva
Centro Gran Carchá recibe Galardón Oro
Spectrum y Fundación Pantaleon donan ecofiltros a 13 centros educativos y bolsas de comida con kits de higiene y limpieza a 2,200 familias guatemaltecas y 500 adultos mayores

Sergio Serrano – Director Ternium Centroamérica

Internet es ya una herramienta importante para ampliar y consolidar conocimientos, según denotó la convocatoria para capacitarse en torno a las “Buenas prácticas de la construcción”, en la cual participaron más de 500 personas de distintos sectores del país, pese a la crisis provocada por la Covid-19 y que obligó a realizar este proceso formativo en un escenario virtual.

En Ternium Centroamérica, apoyamos esta iniciativa que emergió acertadamente desde la Comisión de Industria, Comercio y Servicios (ICS) de la Cámara Guatemalteca de la Construcción (Construguate).  Nuestro aporte fue una charla técnica que abordó específicamente el tema de cubiertas de lámina, como parte del webinar “Buenas prácticas en supervisión e instalación de techos”.  Lo hicimos cuando este proceso formativo inició de manera presencial con las capacitaciones de la cartilla técnica: Buenas prácticas en trabajos de construcción y ahora con esta nueva dinámica no podíamos ser la excepción.

Si bien comunicarse a través de videoconferencia es una práctica regular desde hace algunos años, resulta novedoso en este contexto utilizar una plataforma en internet para capacitaciones en vivo.  Ante tal escenario, me pareció fantástica la actividad, porque la herramienta llama mucho la atención al grupo objetivo, más allá de lo tecnológico, resulta que ahora tiene la facilidad de poder conectarse de distintas formas y lugares en su afán de adquirir conocimientos.

En consonancia con el programa diseñado para este proceso, nuestros expertos expusieron temas relacionados a las buenas prácticas de almacenamiento, mane+jo, empleo y cuidados de los productos Ternium; detallamos la importancia de los distintos elementos en la instalación, tales como el lugar correcto para colocar los tornillos, prácticas comunes, forma de fijación y recomendaciones básicas; además, con el propósito de prevenir daños, se abordó lo relacionado a técnicas adecuadas para el almacenamiento y manejo de nuestros materiales de acero, así como  recomendaciones de seguridad a la hora de manipularlos y colocarlos.

Sumado a los conocimientos técnicos que se pusieron sobre la pizarra, el aprendizaje derivado de este ejercicio estriba en que las crisis hacen desarrollar la inventiva, reformularse nuevamente desde cero, mejorar lo que se hacía regularmente y la importancia actual de aprovechar al máximo estas herramientas que ofrece la tecnología.

Como ideas a futuro para Ternium y otras empresas adheridas en este proyecto, es claro que existe la oportunidad de que través de una plataforma virtual, se pueda alcanzar a más personas de forma ágil y haciendo más angosta la brecha en nuestro público objetivo, lo cual paralelamente impactaría en una reducción de costos y buscando mayor efectividad en la información suministrada.

Actualmente, la mayoría de personas interactuamos durante mayor cantidad de tiempo en la vía de medios digitales y, aunque una capacitación presencial siempre tiene ese componente personal difícil de suplir, estas herramientas tecnológicas permiten valorar más el hecho de tomarlas desde casa u otro lugar, evitando inconvenientes ocasionados por traslados, como la distancia, el tráfico y ahora también por el estado de prevención que exige el distanciamiento humano.

Como mencioné anteriormente, en este escenario de la construcción, la plataforma para capacitaciones masivas representa una innovación considerable e impacta principalmente a trabajadores que viven lejos de la ciudad capital, ya que, incluso ante la actual situación, pueden acceder a estos conocimientos y seguir adelante en su profesionalización, minimizando los riesgos, pero también los costos.

Algo concluyente también a raíz de esta convocatoria fue la necesidad de aprendizaje que existe entre los constructores, por eso aliento a las empresas a seguir apoyando la iniciativa de divulgar la cartilla de “Buenas prácticas de la construcción”, la cual busca fomentar el buen uso de los materiales de construcción, procesos y directrices generales en el sector, que en conjunto definitivamente mejoran la calidad en la construcción.

 

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0